El Gobierno ha dado su brazo a torcer y permitirá a los establecimientos más grandes abrir sus locales durante la fase 1, siempre que delimiten espacios de venta de 400 metros cuadrados. Así lo ha anunciado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que ha detallado una medida que sobre todo afecta a El Corte Inglés, que hasta ahora mantiene sus centros cerrados por su gran tamaño, pero también a cadenas como Inditex, que tienen gran parte de sus tiendas cerradas por exceder los límites que se marcaban hasta ahora.

En este sentido, será a partir del lunes cuando los grandes comercios que así lo decidan abrirán hasta 400 metros de su superficie. Hasta ahora, en la fase 1 solo estaba permitido que abrieran los comercios con un tamaño total menor de esos 400 metros, por lo que las aperturas se habían centrado en su mayoría en los pequeños comercios.

Con esta "relajación" de la medida para las aperturas de los locales, El Corte Inglés, Ikea, Leroy Merlin, o la mayoría de las tiendas de Inditex, Primark o Tendam (Cortefiel, Springfield) podrán abrir parte de sus locales. No contaban con hacerlo hasta, en el mejor de los casos, el día 25 de mayo, cuando en teoría se pasa a la fase 2 si se cumplen los criterios.

De hecho, en las últimas semanas ha sido muy sonado el enfado de estas grandes superficies con el Ejecutivo, puesto que contaban con abrir todas sus tiendas al completo desde el inicio de la fase 1.