El Gobierno, a través del ministerio de Transición Ecológica, volvió a contratar por la vía urgente y sin publicidad a la empresa con sede en Castellón (Valencia), Higitech, el pasado 2 de abril para que, en este caso, no le ofreciera un servicio de desinfección contra el coronavirus sino que le suministrara "packs de bioseguridad" a ser aplicados por los propios empleados presenciales del ministerio por un coste de 207.000 euros que se reflejó en el Boletín Oficial del Estado el pasado 5 de junio.

El ramo de Teresa Ribera se convierte así en el cuarto ministerio en dar un contrato 'a dedo' a la empresa valenciana. Los ministerios de Hacienda, Seguridad Social y Trabajo le habían dado a mediados de marzo contratos de servicio de "desinfección de vehículos oficiales e instalaciones del Parque Móvil del Estado con motivo de la covid" y de "servicio de desinfección específica para la covid-19 en determinados edificios de los servicios centrales del Ministerio de Trabajo y Economía Social y del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones", que sumaban un monto de 386.467,6 euros.

Tal y como informó este medio, la empresa fue adjudicataria de esos contratos de servicios pese a que no figuraba entonces (ni figura todavía) en el registro oficial de empresas autorizadas a ofrecer servicios de biocidas (el ROESB, en el que aparecen unas 2.700 entidades que ofrecen servicios a terceros). Esto es, fue contratada para ofrecer servicios que no estaba autorizada a ofrecer bajo los propios criterios legales de Sanidad, han apuntado fuentes jurídicas, sanitarias y expertas en sanidad ambiental a este periódico.

207.000 euros por biocidas para los propios funcionarios

La ulterior contratación por parte del Ministerio de Transición Ecológica no fue de servicio sino de suministro, se dio el 2 de abril y se publicó en el BOE recién el pasado 5 de junio

"Si bien la actividad en las sedes del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha disminuido notablemente como consecuencia del estado de alarma y el consiguiente confinamiento de muchos empleados públicos en su domicilio, se sigue produciendo afluencia de empleados públicos a las diversas instalaciones del Departamento con el fin de mantener los servicios mínimos esenciales para el mantenimiento de los edificios y el funcionamiento de determinadas Unidades que prestan servicios esenciales tales como los relacionados con la prevención y extinción de incendios forestales, la vigilancia del dominio hidráulico y del dominio marítimo – terrestre, así como de las infraestructuras energéticas críticas, y la gestión de los residuos, entre otros", enuncia el texto de la adjudicación que aparece en el Portal de Contratación.

Atendiendo al mismo documento, el ministerio de Transición Ecológica compró a Higitech "packs de bioseguridad" que constaban de "un desinfectante virucida que no precisa uso profesional y los elementos necesarios para su correcta aplicación (gel hidroalcohólico, guantes, limpiador multiusos, bayeta) que puede ser utilizado por cada empleado público en su puesto de trabajo para desinfección de mobiliario, equipos de trabajo, pomos de puerta, etc.", y se habría elegido a la empresa valenciana como suministradora "habida cuenta de la falta de medios necesarios".

Según consta en el Portal de Contratación, la primera versión de la adjudicación decía que "el contrato se ha formalizado el mismo día en que se ha declarado la emergencia", frase que luego fue rectificada y sustituida por la "observación" de que la formalización se hizo "no más tarde de los quince días hábiles siguientes a aquel en que se realice la notificación de la adjudicación".

Los Ministerios de Hacienda, Seguridad Social y Trabajo habían respondido con versiones contradictorias entre sí a las preguntas de este medio antes de la primera publicación

Curiosamente, en la adjudicación de Transición Ecológica se rubrica que Higitech no entra en la categoría de pyme. Hacienda, Seguridad Social y Trabajo le habían calificado de pyme en sus respectivas contrataciones a mediados de marzo. 

Los Ministerios de Hacienda, Seguridad Social y Trabajo habían respondido con versiones contradictorias entre sí a las preguntas de este medio antes de la primera publicación. Hacienda reconocía que Higitech utilizó el biocida de uso profesional/profesional especializado Sanosil para la desinfección del Parque Móvil que le adjudicó (servicio que solo podría haber sido ofrecido por una empresa que figure en el ROESB), mientras que desde Seguridad Social y Trabajo respondían que el mismo servicio al Parque Móvil había sido una "higienización". 

Antes de esta segunda publicación, el ministerio de Transición Ecológica no ha contestado las preguntas de este periódico sobre el asunto. Fuentes del sector de la sanidad ambiental explican respecto a esta adjudicación en concreto que no sería ilegal comprar biocidas de uso realmente doméstico a una empresa que no figure en el ROESB, aunque llaman igualmente la atención sobre el hecho de que se haya vuelto a contratar a la misma empresa teniendo en cuenta las que ya hay autorizadas para ofrecer servicios de desinfección a nivel estatal.

La empresa elimina la parte de su web relativa a la covid

Paralelamente, la empresa, que sigue sin contestar a este medio, ha retirado de su web las entradas de su blog y el apartado destinado a la promoción explícita de sus acciones contra el coronavirus a las que hacía referencia la primera publicación sobre el asunto de este medio.

Ahora, solo aparecen entradas de febrero y julio de 2019 en el blog de la web y la palabra coronavirus ya no aparece entre sus apartados. En la web sigue diciéndose por escrito que la empresa tiene una "experiencia contrastada", que cuenta con "más de 100 profesionales", y tiene detrás "un camino que empezó en 1999", si bien no se menciona a ninguna persona en todo el portal.

Tanto Hacienda como ahora Transición Ecológica han llamado a la empresa como "Ingeniería y Soluciones para la Higiene Industrial" en sus contrataciones.

Bajo ese nombre, fue creada como sociedad en noviembre de 2018, con Rosa María Cabanes Cabanes como administradora única. La empresa ha presentado cuentas correspondientes al ejercicio 2018 en las que no declara activos, empleados, ingresos o gastos y solo un capital de 10.000 euros. Según distintos registros, su consejero delegado es Joaquín Viñeglas Calderón