El Gobierno y los agentes sociales han alcanzado este miércoles un preacuerdo para prorrogar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el 30 de septiembre.

Según han confirmado a Europa Press fuentes del diálogo social, los "escollos" que había con CEOE están salvados y se está trabajando para cerrar el resto de puntos. En este principio de acuerdo, las exoneraciones se aproximarían más a lo que pedían tanto CEOE como Cepyme.

La patronal va a celebrar un comité ejecutivo extraordinario a las 18.00 horas e informará posteriormente de su decisión. Los sindicatos, por su parte, respaldan también los términos acordados para la prórroga.

Para mañana está convocado un Consejo de Ministros extraordinario a las 16.30 horas con el objetivo de aprobar la nueva prórroga, que llegaría hasta el 30 de septiembre.

Discrepancias con la patronal

Antes de sellar este principio de pacto, el presidente de la patronal, Antonio Garamendi, acusaba al ministro José Luis Escrivá de querer imponer su "fórmula" para prorrogar los ERTE frente a ver la realidad, y de mezclar la negociación con la de las pensiones.

"El Ministerio de Seguridad Social parece que está en un laboratorio, muy poco en la realidad", ha criticado este miércoles Garamendi, que ha dicho que el acuerdo pasa por cambiar esos esquemas de exoneraciones para "dar un poco menos a los activados y darle lo que se les daba a los que están cerrados".

En cambio, el ministro defendía que el esquema para la nueva prórroga de los ERTE debe incentivar más la reincorporación de trabajadores, y ha dejado claro que el "fin no es el acuerdo" sino diseñar las mejores políticas públicas.

La ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, se mostró este martes, por su parte, confiada en poder cerrar un pacto, que se llevaría a un consejo extraordinario este jueves apurando los plazos al máximo.