Los españoles están programando sus vacaciones de verano dentro del país, con un importante impacto en la economía nacional. Según un estudio elaborado por BBVA Research, el gasto turístico de los residentes en España se ha ido recuperando tras el levantamiento de las restricciones en mayo, superando en junio los niveles precovid en un 6%.

El repunte se experimentó especialmente en la última semana del mes. En ese periodo, el consumo turístico de los españoles en destinos nacionales y también extranjeros se situó un 4% por encima del observado en el mismo periodo de 2019.

No obstante, hasta la recuperación de la movilidad entre comunidades el 9 de mayo, el consumo fuera de la residencia habitual siguió cayendo a principios de 2021, lo que lastra el dato agregado del año.

Además, el gasto de extranjeros se sigue situando aún muy por debajo de niveles previos, lastrando la recuperación del sector turístico total por las problemáticas de movilidad entre países. En este sentido, en términos generales, los ingresos por turismo se sitúan todavía un 20% por debajo de los registros de junio de 2019, según las estimaciones de BBVA Research.

El servicio de estudios de la entidad financiera ha monitorizado las transacciones presenciales de los españoles (tanto compras con tarjeta como retirada de efectivo) efectuadas por residentes en España fuera de su residencia habitual, analizando el gasto dentro de España a nivel agregado, por comunidades autónomas y por provincias.

Distribución desigual del gasto

Además, la recuperación ha sido desigual por comunidades autónomas y provincias. Durante la presentación del informe, desde BBVA Research han puntualizado que a finales de junio, determinadas provincias mediterráneas como Andalucía, Comunidad Valenciana y Murcia son las que están captando una mayor llegada de turistas nacionales.

En Canarias y Baleares se observa  una recuperación más lineal por la lejanía de los destinos y la necesidad de reservar un vuelo y organizar un viaje con más tiempo, así como someterse a pruebas de covid para entrar en los destinos, según explican desde el servicio de estudios de BBVA.

En cuanto al origen del turismo, el fin del estado de alarma se notó en el gasto realizado por los residentes de comunidades de interior, como Extremadura, Castilla y León o Castilla-La Mancha, que fueron los más proclives a desplazarse, incrementando el gasto especialmente en destinos vacacionales.

Además, tras el 9 de mayo, destaca el fuerte repunte del gasto de los madrileños en el resto de España. En junio el gasto de los residentes en la Comunidad de Madrid superó los niveles del mismo mes de 2019 en doce regiones destino. 

No se espera que a finales de año se haya recuperado el total del gasto de 2019 ante la caída del turismo extranjero

Por otro lado, a pesar de la recuperación, el gasto en Baleares y Madrid se sitúa aún por debajo de los niveles precrisis. Según explican, el gasto de los españoles estaría compensando el consumo de extranjeros en algunas CCAA menos turísticas como Extremadura o Cantabria; pero los destinos vacacionales más maduros avanzan a un paso más lento debido al mayor peso del turismo foráneo.

Aunque no se espera que a finales de año se haya recuperado el total del gasto de 2019 ante la caída del turismo extranjero, que cerrará el 2021 con un 50% del gasto precovid, las previsiones del servicio de estudios del citado banco es que el gasto nacional siga avanzando con "con buenas perspectivas" durante los próximos meses de verano.

En este sentido, en julio y agosto todas las CCAA podrían superar los niveles de 2019, aunque con distanciamiento entre las regiones vacacionales y urbanas, donde el turismo se recuperará de manera más lenta.

"El gasto turístico nacional en julio y agosto representa un 26% del total anual, con lo que la recuperación de este sector estos meses es fundamental, sobre todo en algunas regiones como el Mediterráneo o las islas, donde podría compensar en parte el menor flujo de viajeros extranjero", sentencian.