La Seguridad Social destinó en el presente mes de enero la cifra récord de 10.087,7 millones de euros al pago de pensiones contributivas, un 3,2% más que en el mismo mes de 2020, según ha informado este martes el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

La nómina de enero incluye la subida del 0,9% aplicada a partir del 1 de enero para las pensiones contributivas prevista en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este año.

El Ministerio recuerda que al hacer la comparación con enero de 2020 debe tenerse en cuenta que en aquel mes todavía no se había aplicado la revalorización de las pensiones prevista para dicho ejercicio.

9.811.124 pensiones contributivas

En enero de este año se han abonado 9.811.124 pensiones contributivas, un 0,1% más que hace un año, de las que más de 6,1 millones eran pensiones de jubilación y casi 2,35 millones eran pensiones de viudedad.

En el conjunto de 2020 se registraron 531.843 altas de pensión, un 5% menos que en 2019, y se produjeron 517.924 bajas, con un crecimiento del 14,3%, mostrando así los efectos de la pandemia sobre el colectivo de personas mayores.

La pensión media de jubilación alcanzó en enero los 1.182,07 euros, un casi 3,3% más que el año pasado, mientras que la pensión media del sistema, que comprende las distintas clases de pensión (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares), aumentó un 3,1% interanual, hasta situarse a 1 de enero en 1.028,19 euros mensuales.