El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha fichado como abogado por su citación como investigado en el caso Villarejo a Carlos Domínguez, socio director del despacho Business & Law, considerado uno de los mejores penalistas del país.

Sánchez Galán solicitó el jueves su personación en la causa, después de que el miércoles se conociera auto del juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, en el que cita como investigados al presidente de la multinacional española, y también al exdirector de Recursos Humanos, Fernando Becker Zuazúa, al director general de negocios de la compañía, Francisco Martínez Córcoles, y al ex jefe del Gabinete de Presidencia de la eléctrica, Rafael Orbegozo.

El magistrado les ha citado por su presunta participación en la comisión de delito continuado de cohecho activo, delito contra la intimidad y delito continuado de falsedad en documento mercantil. En la causa de investiga la contratación por parte de Iberdrola de los servicios de Cenyt, la empresa del excomisario, en la pieza decimoséptima del llamado caso Tándem.

Business & Law  fue el despacho que logró a finales del pasado año sacar a Villar Mir del caso Púnica

Business & Law  fue el despacho que logró a finales del pasado año sacar a Juan Miguel Villar Mir, el fundador del grupo OHL, del caso Púnica.

En diciembre de 2020, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, en contra del criterio del Juez Instructor y de la Fiscalía Anticorrupción, decidió la desimputación provisional del veterano empresario después de figurar este cerca de tres años como investigado en el caso el que se analizan presuntas actividades corruptas del PP en Madrid. 

Carlos Domínguez es Abogado del Estado y ha sido Letrado del Consejo General del Poder Judicial. También ha dirigido los servicios jurídicos de la Comunidad de Madrid

El despacho Business & Law está especializado en casos judiciales complejos, de crisis empresariales y de carácter reputacional.

El bufete está presidido por el magistrado en excedencia José Merino Jiménez, primer Director General de Justicia de la Comunidad de Madrid, y Vocal del Consejo General del Poder Judicial entre noviembre de 2001 y septiembre de 2008. Durante esa etapa fue Presidente de la Comisión de Calificación y Vocal de Relaciones Internacionales, así como Vocal Delegado para las comunidades autónomas de Canarias y Castilla-La Mancha.