El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), valorará en la próxima reunión de su Comisión Rectora abstenerse en la Junta de Accionistas que la nueva Caixabank celebra el 14 de mayo, a la hora de votar las remuneraciones propuestas para el consejo de administración de la entidad.

De acuerdo a fuentes financieras cercanas a los bancos fusionados, la abstención del Frob es la opción "más plausible" en la próxima Junta del banco.

Las críticas de varios Ministros del Gobierno de Pedro Sánchez a las remuneraciones de la banca española en general, y en particular hacia las de Caixabank, en un momento en el que la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri ha puesto en marcha más de 8.000 despidos -el mayor recorte de personal acometido por un banco en España- han dejado en posición comprometida al Frob, que posee el 16,1% de la entidad.

La presidenta del Frob y representantes de Hacienda y Economía decidirán el voto del organismo en la Junta

Caixabank celebró el pasado día 30 de marzo reunión de su consejo de administración, en el que se aprobó la propuesta de remuneraciones de los consejeros, que será votada en la Junta del próximo mes.

La propuesta fue aprobada por el consejo, en el que se encontraba la representante del Frob, Teresa Santero. No ha trascendido si en esa reunión Santero criticó o se opuso a las remuneraciones planteadas.

La Comisión Rectora del Frob, en composición reducida, decidirá el voto del organismo en la Junta de Caixabank. La Comisión Rectora Composición Reducida del Frob está integrada por la presidenta, Paula Conthe, y representantes del Ministerio de Hacienda y del Ministerio de Economía.

Santero cobrará 140.000 euros

La representante del Frob en el consejo de administración de la entidad, Teresa Santero, sólo estará presente como vocal en la Comisión de Auditoría del banco, y no tendrá plaza en la Comisión de Retribuciones.

Los miembros de las comisiones de auditoria, riesgos y ejecutiva cobrarán 50.000 euros, más los 90.000 del consejo

La comisión de retribuciones no decide los salarios de los consejeros y de la alta dirección, pero sí que los propone al consejo de administración. En esas deliberaciones, la opinión del Frob por tanto no será tenida en cuenta.

Teresa Santero, de acuerdo a las propuestas de remuneraciones que Caixabank llevará a su Junta, cobrará este año 140.000 euros: 90.000 euros de retribución a cada miembro del consejo de administración, y otros 50.000 euros por su presencia en la Comisión de Auditoría.

Caixabank remunerará con 50.000 euros a los miembros de las comisiones de auditoría, ejecutiva y de riesgos, "por la responsabilidad y la exigencia de dedicación que la pertenencia a las mismas comporta", y con 30.000 euros a los del resto de comisiones.