La dirección de Ford Valencia y los sindicatos UGT y CCOO han firmado el acuerdo para el ERE de 630 trabajadores por el que se aplicarán prejubilaciones para un 80% de los afectados, según los cálculos, y bajas incentivadas.

El acuerdo, basado en la última propuesta realizada por la dirección, recoge prejubilaciones para empleados de 55 a 63 años, que recibirán un complemento salarial variable por edad del 80% del salario neto regulador para los trabajadores de 55 y 56 años, y del 85 % para los de 57 años o más, según el programa de prejubilaciones.

Serán elegibles los trabajadores de 63 a 55 años cumplidos a 30 de junio, excepto los vinculados por un contrato de acceso a la jubilación parcial, y se les aplicará el convenio especial de la Seguridad Social, seguro de vida y complemento de garantía hasta los 64 y los 65 años, según la edad.

Respecto a las bajas incentivadas, podrán acceder a ellas todos los empleados desde los 63 años excepto los vinculados a contrato temporal, de relevo o de acceso a la jubilación parcial; y los empleados hasta 54 años cumplidos en el momento de la baja con una indemnización de 45 días por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades, más complemento de antigüedad y una gratificación especial.

En todo caso se garantiza una indemnización mínima de una anualidad de estos conceptos, y los empleados con 55 a 63 años en el momento de la baja recibirán una indemnización y el convenio especial de la Seguridad Social.

"Un gran acuerdo"

Para el sindicato mayoritario, UGT, se trata de "un gran acuerdo" de acompañamiento a la jubilación, que también ha rubricado CCOO pero no el STM y la CGT, han informado fuentes sindicales.

Según UGT, el acuerdo es el que perseguía el sindicato "desde el convencimiento de que servirá para resolver el enorme problema que se nos había planteado como es un expediente de 630 despidos" en la planta de Almussafes.

El acuerdo para la firma del ERE se ha alcanzado este lunes por la tarde después de un receso tras el rechazo inicial de todos los sindicatos para estudiar la propuesta que ha presentado la dirección de Ford por la mañana, que era la última y con ella concluía el periodo de negociación del expediente.

Los planes de salida de los trabajadores se activarán a partir de mayo hasta el mes de diciembre, y el periodo de las adhesiones voluntarias a las bajas incentivadas finalizará el 30 de junio. Cuando concluya este proceso, UGT pedirá comenzar las negociaciones del acuerdo de convenio para intentar despejar el futuro en carga de trabajo y modelos electrificados de la planta valenciana.

Tras la firma del expediente de extinción, las partes han celebrado una reunión sobre el ERTE que parará la producción, suspenderá el turno de noche y la fabricación de la furgoneta Transit Connect durante dos meses y medio -alrededor de 30.000 unidades-.

El ERTE se llevará a cabo durante veinte días hasta el mes de julio y está provocado por la crisis de los semiconductores.

Este último ERTE, firmado únicamente por UGT, se iniciará este miércoles, jueves y viernes en la planta de montaje de vehículos; en mayo afectará la semana del 3 al 7 y los días 10 y 11 tanto para vehículos como para motores, y los viernes 21 y 28 parará motores; en junio serán ambas plantas las que se paralicen la semana del 7 al 11, y los días 18 y 25 solo motores; y ya para julio se han programado paradas conjuntas los días 2, 9, 14 y 15, y el 19 solo en motores