El presidente de ACS, Florentino Pérez, está preparando una demanda contra Iberdrola de 2.600 millones de euros por los presuntos pagos a Villarejo, durante el proceso en el que Pérez quiso hacerse con el control de la energética, según informa este lunes el diario 'El Confidencial'.

Iberdrola evitó entre 2006 y 2012 que la constructora, del también presidente del Real Madrid, tomase el control del grupo eléctrico, después de haber invertido 8.500 millones de euros en comprar una quinta parte del capital.

Para bloquear el control de ACS sobre Iberdrola, la energética recurrió, presuntamente, a los servicios del comisario José Manuel Villarejo para espiar al empresario madrileño.

La constructora que preside Pérez cifró en 2.600 millones de euros el daño causado por el bloqueo para que ACS no tuviese representación en el consejo de administración de la energética. Según informa el medio anteriormente citado, esta reclamación se presentará si la Audiencia Nacional decide imputar a Iberdrola, como ya hizo con BBVA, por los pagos al excomisario Villarejo.