Florentino Pérez sigue moviendo piezas en Dragados. Tras la llegada de José María Castillo Lacabex a la presidencia de la filial de ACS en abril de 2020, que adelantó Vozpópuli, el presidente del grupo revoluciona la cúpula de la compañía después de un año marcado por el coronavirus, con una caída del negocio del 10%.

Santiago García Salvador es el que se coloca debajo de Castillo Lacabex en el organigrama de Dragados como director general. García Salvador ha sido durante tres años el consejero delegado de la filial de concesiones Iridium y, en 2018, Florentino Pérez decidió nombrarle director de Dragados en Europa. Ahora, el directivo será el máximo responsable de todas las divisiones de la constructora.

Esta 'revolución' también incluye de dos nuevas direcciones. Según ha informado Dragados en el arranque de este 2021 a toda la organización de la filial, y sobre la que el Grupo ACS no ha querido hacer ninguna valoración ante las preguntas de este medio, la constructora ha creado la Dirección de Norteamérica y la Dirección de Sistemas de Control y Proyectos.

La primera se encargará de agrupar las actividades en Estados Unidos y Canadá de la constructora del grupo que dirige el también presidente del Real Madrid. Al frente de ella, Dragados coloca a José Antonio López-Monís, quien fuese director general de Habtoor Leighton Group (filial de Cimic).

Florentino Pérez crea en Dragados una división para revisar que se cumpla con el adecuado reporta y control económico de las obras

La Dirección de Sistemas de Control y Proyectos tendrá como director a Víctor José Jiménez Rivas, exdirector de Sistemas de Dragados. La tarea de este nueva equipo será la de revisar que se cumpla con el adecuado reporta y control económico de las obras, haciendo especial hincapié en las de mayor tamaño y riesgo.

Florentino Pérez busca en estos cambios de organización un nuevo escenario en lo referente a la producción de Dragados. Para ello, crea dos direcciones de producto globales, una de obra civil y otra de edificación. Al frente de la Dirección de Obra Civil nombra a Ricardo Martin de Bustamante, quien ha sido durante los últimos cinco años director de Contratación de Europa. La Dirección de Edificación tendrá a Gonzalo Gómez-Zamalloa, exdirector de Iberoamérica Dragados.

Florentino Pérez arrancó hace un año

En abril de 2020, Florentino Pérez apostó por José María Castillo para ocupar la vacante de Adolfo Valderas como consejero delegado de Dragados, la filial de construcción del Grupo ACS. El presidente de ACS elegía de esta manera por el que hasta aquel momento era consejero delegado de Cobra, la compañía del grupo de servicios y actividades de mantenimiento de redes de distribución.

El consejero delegado de Cobra era junto a Eugenio Llorente, presidente de Servicios Industriales, otra filial del Grupo ACS, los dos nombres que sonaban con más fuerza para sustituir a Valderas. Ambos entraron en abril como consejeros de Dragados. Castillo ocupaba entonces, antes de la llegada de Santiago García Salvador, el cargo tanto de presidente como de consejero delegado de la constructora. 

Florentino Pérez busca un alianza entre ACS y Vinci para invertir en renovables
Florentino Pérez, presidente de ACS

El movimiento en Dragados era uno de todos los movimientos de piezas que realizó el presidente de ACS en sus sus filiales. El primero de ellos fue el nombramiento del español Juan Santamaría, hasta entonces director general de CPB Contractors, como nuevo consejero delegado de su filial australiana Cimic en lugar de Michael Wright. Wright fue el encargado de tomar el testigo en Cimic de Valderas cuando a finales de 2017 se convirtió en CEO de Dragados. 

Un puesto que Adolfo Valderas ocupaba hasta 2020, como queda reflejado en el informe de Gobierno Corporativo de ACS. Tras los movimientos en las presidencias de sus filiales, Florentino Pérez ha dado luz verde a la renovación interna de cada una de ellas.