Florentino Pérez envió el pasado 8 de abril una carta de interés a Atlantia, sus socios en Abertis, ofreciendo hasta 10.000 millones de euros por Autostrade per l'Italia (ASPI), el principal operador de autopistas de Italia. Una propuesta que aterrizaba en el consejo de administración que lideran los Benetton, mientras que analizaban la última oferta formal del banco público italiano Cassa Depositi e Prestiti (CDP), Macquarie y Blackstone. Una propuesta que no terminaba de convencer a los socios italianos de Florentino Pérez y con engordar el valor de este valioso activo.

Y objetivo logrado. Según explican fuentes financieras a Vozpópuli, Florentino Pérez no presentará finalmente una oferta formal por ASPI ante la falta de entendimiento con el Gobierno italiano y el propio CDP. El presidente de ACS comunicó a Atlantia en su carta que la ‘luz verde’ del Ejecutivo de Mario Draghi y la participación en su oferta del banco de inversión italiano eran obligatoria para llevar hacer una oferta formal por ASPI.

Dos condicionantes que no se ha logrado. Como insisten las mismas fuentes a este medio, la carta de interés de la constructora del también presidente del Real Madrid al consejo de Atlantia aterrizó en Roma para cumplir su función de 'caballero blanco', ya que los Benetton veían con malos ojos las continúas propuestas a la baja de CDP, el fondo australiano y estadounidense.

Un envite de dos semanas

Fue entonces cuando ACS, junto con el fondo participado por Borja Prado y Société Générale, se pone a hacer números para esta operación. El 13 de abril, Florentino Pérez y su equipo tienen acceso al mismo archivo de datos (data room virtual) de ASPI que Atlantia había facilitado a los fondos para ejecutar la operación.

Tres días después, la empresa española llama a la sede de Atlantia en roma para reiterar su interés en la operación de ASPI. La empresa de Florentino Pérez transmite que todos sus movimientos con las autopistas italianas tienen que tener "el respaldo total" y debe estar "alienada" con la entidad pública CDP, que ve fundamente que sea su socio en esta operación.

ACS confirmaba de esta forma el inicio del análisis y 'due diligence' para presentar una propuesta vinculante y totalmente financiada. No obstante, la constructora dejaba claro a Atlantia que su oferta también dependía del resultado de las resoluciones corporativas relativas a la última oferta vinculante que ha recibido de CDP y los fondos. Un proceso que ha durado pocas semanas.

Atlantia ve "incertidumbre" en Florentino Pérez

Tras la última mejora de la oferta de los fondos, Atlantia considera que la muestra de interés "es menos madura" y está expuesta "a riesgos e incertidumbres sobre su implementación real". Hasta 9.300 millones de euros ponen encima de la mesa los 'rivales' de ACS en la puja por ASPI. El mismo precio que ofrecían antes de la llegada de Florentino Pérez, aunque cumple con todas las exigencias adicionales de Los Benetton para vender este gran activo de su cartera.

El cierre de la operación está para ellos más cerca. Y no hay que olvidar que la necesidad de la venta de ASPI se remonta a 2018. El derrumbe del Ponte Morandi, donde murieron 43 personas, llevó a Atlantia al foco mediático en Italia. El Movimiento 5 Estrellas, que gobierna en Italia desde ese mismo año, ahora en el Ejecutivo de unidad de Mario Draghi, acusó entonces a ASPI de no realizar los controles necesarios y amenazó con retirar las licitaciones.

La obligación de vender ASPI ha llevado a Los Benetton, dueños del 30% de Atlantia a través de Edizione, a intentar exprimir al máximo esta operación. La empresa italiana inició en julio de 2020 las primeras negociaciones con CDP para vender su 88% de ASPI. Un proceso para el que requirió los servicios de Goldman Sachs y con la intermediación de Bank of America, JP Morgan y Mediobanca (banco que presidió Borja Prado) - Banca di Credito Finanziario.

Y hasta este mes de marzo seguía rechazando las ofertas formales del banco de inversión del Gobierno italiano y los fondos. Pero ha sido en este mes de abril, tras la entrada en escena de Florentino Pérez, cuando las posiciones se han acercado. Hace una semana, el consejo de administración de Atlantia recomendaba apoyar la oferta a sus accionistas, convocados a una junta el próximo 28 de mayo para conocer su opinión de la operación. Aunque el veredicto de los accionistas es consultivo y la última palabra la volverá a tener el consejo de Atlantia en junio para zanjar este mediática operación.