Facebook ha sufrido un robo de información de sus usuarios a nivel mundial que ha afectado a 530 millones de cuentas, 11 millones de ellas en España. La brecha fue detectada en 2019 y ya ha sido subsanada.

Los datos que ya se encuentran visibles en mercados negros y webs de ciberdelincuentes en Internet, hacen referencia al nombre y apellidos, número de teléfono, localizaciones, número de identificación en Facebook o estado civil, entre otros.

En nuestro país el robo ha afectado a la mitad de las cuentas registradas (hay un total de 22 millones en nuestro país). ¿Cómo saber si mis datos han sido robados?

Ya existen algunas páginas web que permiten, mediante la realización de una búsqueda -como se haría en Google- conocer si nuestra información ha sido sustraída. Uno de estos sitios web es https://haveibeenzucked.com/. Mediante una sencilla búsqueda por nuestros datos podremos saber si nuestros datos privados están en Internet. La web es muy intuitiva y en sólo unos segundos saldremos de dudas.

Nuevo robo de datos en Facebook

No es la primera vez que se produce el robo de datos en Facebook. La consultora Cambridge Analytica obtuvo en 2014 la información de más de 50 millones de usuarios de Facebook en Estados Unidos, y la usó para construir un programa informático destinado a predecir las decisiones de los votantes e influir en ellas, según revelaron los diarios The London Observer y The New York Times.

Las elecciones en las que se buscó influir en el voto de los estadounidenses fueron las de 2016, que finalmente dieron con Donald Trump en el sillón de la Casa Blanca. Se trató de una de las mayores filtraciones de datos en la historia de Facebook, que llevó a Zuckerberg a comparecer ante el Senado de los Estados Unidos.

Multa millonaria

La Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) y la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) acordaron en su día imponer varias multas a Facebook de 5.000 y 100 millones de dólares (4.486 y 89,7 millones de euros), respectivamente, por el caso Cambridge Analytica.

Además, la FTC ha instado a la firma a crear una nueva estructura corporativa con el fin de que Facebook sea más responsable de las decisiones que tome con respecto a la privacidad de sus usuarios.

La FTC abrió una investigación a raíz de las denuncias según las cuales Facebook habría compartido de manera inapropiada información de millones de usuarios con la empresa Cambridge Analytica. "Este acuerdo no es solo sobre los reguladores, es sobre volver a ganarnos la confianza de la gente", aseguró en su día la compañía.

La FTC explicó que la multa y el acuerdo "no solo están dirigidos a evitar futuras violaciones" sino a "cambiar la cultura de privacidad de Facebook" para "disminuir la posibilidad" de que vuelva a haber una brecha de de este tipo.

Además de los 5.000 millones de dólares, la empresa radicada en Menlo Park tendrá que establecer una comisión independiente que supervise las actividades de la firma en relación a la privacidad "eliminando el control libre" de Zuckerberg sobre las decisiones. Los miembros del comité deberán ser independientes y nombrados por un comité de nominación también independiente.

Facebook fue obligada a crear puestos de responsabilidad encargados de gestionar el programa de privacidad de Facebook. Estos nuevos directivos solo podrán ser nombrados y despedidos por el comité de supervisión de privacidad. Además, tendrán que remitir a la FTC de forma trimestral informes de que Facebook está cumpliendo estos acuerdos. Zuckerberg también tendrá que remitir cada tres meses un informe de este tipo. Si los reguladores determinan que uno de esos informes ha sido falsificado, el autor estará sujeto a sanciones civiles y penales.