El 65% de los extranjeros que viajan a España vuelven a su país en el mismo día, según la última encuesta realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), referente al mes de enero. Esto significa que dos de cada tres viajeros que atravesaron las fronteras españolas lo hicieron por un motivo laboral o personal, pero no turístico.

Para contabilizar la llegada de turistas extranjeros, el organismo público tiene en cuenta todos los desplazamientos por una duración inferior a un año con cualquier finalidad principal (ocio, trabajo u otros motivos personales) y diferencia como viajes turísticos aquellos en los que el visitante pernocta al menos una noche.

A cierre de enero, el último mes recogido por el INE, 812.654 personas llegaron a España y se volvieron a su lugar de residencia habitual en el mismo día, sin hacer noche en nuestro país. Esto representa la mayor parte del total de viajeros que llegaron por aeropuertos, puertos, ferrocarril y carreteras (1,24 millones de personas).

Adiós al turismo extranjero

Aunque en general los visitantes extranjeros que entraron en el país, sea cual sea el motivo, ha caído un 81% en términos interanuales, el mayor desplome se percibe en los viajes turísticos, especialmente en aquellos con estancias de entre 4 y 7 noches, los más comunes y los que más se han reducido (-93%).

En concreto, en enero sólo llegaron al país 434.362 turistas internacionales, un 90% menos que en el mismo mes de 2020, según la citada encuesta. Además, sólo 51.986 personas viajaron con paquete turístico, un 95,3% menos que un año antes. Hay que tener en cuenta que los europeos que pueden entrar en el territorio español necesitan acreditar el resultado de una PCR negativa.

En cuanto a los países terceros, sólo tienen permitida la entrada los que procedan de una limitada lista. El resto sólo puede entrar con un salvoconducto que justifique el viaje, como por ejemplo el trabajo. Por eso, la caída fue menor entre los viajeros que no pasaron ni una noche en el país, un 70% menos que en el mismo mes de 2020.

Pérdidas millonarias

Para los negocios del sector (alojamiento, transporte, comercios, restauración, etc.) esto se traduce en millones de pérdidas mensuales. En concreto, el gasto turístico de los extranjeros que visitaron España en enero fue un 90,5% inferior al mismo mes del año anterior, pasando de ingresar 4.767 millones de euros en enero de 2020 a sólo 452 millones en 2021. La diferencia: cerca de 4.315 millones menos.

En este contexto, la Universidad Nebrija y la Mesa del Turismo avanzaban recientemente en un informe que la actividad turística ha pasado de representar el 12,4% del PIB nacional a sólo el 5,5%. El 'tsunami' del coronavirus también ha arrasado con el crecimiento del empleo turístico de los últimos cuatro años previos a la pandemia, cuando el sector acumulaba cifras récord en España. 

El sector ya da la Semana Santa por perdida y se ha encomendado al próximo veranoconfiando en que los procesos de vacunación se aceleren para lograr la deseada inmunidad de rebaño antes de junio. No obstante, la patronal Exceltur revela que más de la mitad del sector no espera recuperar los niveles de facturación antes de 2023.

Hasta que arranque esa esperada recuperación de visitantes extranjeros, los empresarios han solicitado al Ejecutivo ayudas directas por 5.326 millones de euros para asegurar la supervivencia en 2021 de "muchas empresas turísticas españolas viables" y en riesgo de quiebra.