Gonzalo de Urquijo, expresidente de Abengoa, cobró más de dos millones de euros en 2019 a pesar de que el grupo había limitado a un millón la retribución fija, y de que había suprimido los componentes variables de la misma, en atención a la delicada situación por la que pasa.

De Urquijo tuvo que dimitir de su puesto de presidente del consejo de administración de Abengoa después de que el pasado mes de noviembre, en junta de accionistas, los minoritarios reunidos en la plataforma AbengoaShares se convirtieran en los principales accionistas de la compañía y forzaran la dimisión del anterior consejo.

El exprimer ejecutivo de Abengoa, licenciado en Económicas por Yale, expresidente de ArcelorMittal España, accedió a la presidencia del grupo en 2016, cuando la compañía, como ahora, luchaba por la supervivencia asfixiada por las deudas y contenciosos judiciales en medio mundo.

Abengoa suprimió los variables de 2019 y 2020 por la delicada situación del grupo y el impacto de la covid

De acuerdo al informe financiero anual de 2019, que Abengoa ha publicado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores hace una semana, De Urquijo recibió una retribución por ese ejercicio de 2,07 millones de euros (1,45 millones en 2018).

Como explica Abengoa en el mismo informe, en 2019, "a la vista de la situación financiera por la que atravesaba la compañía", el Consejo de Administración acordó por unanimidad no establecer retribución variable anual para el ejercicio 2019.

Y para el ejercicio 2020, "debido a la situación de crisis generada por la pandemia Covid 19", la compañía decidió finalmente no establecer bonus para ningún empleado "cancelando, en consonancia, el aprobado en febrero 2020 para el Presidente Ejecutivo y la Alta Dirección".

Accionistas de AbengoaShares sospechan que De Urquijo ha percibido otros dos millones en 2020

De Urquijo ha podido doblar la retribución prevista en 2019 atendiendo a otros componentes salariales del ejercicio anterior.

La compañía explica que, a pesar de haberse renunciado a los variables en 2019 y 2020, "sí se estableció retribución variable para el ejercicio anterior, 2018, una parte de la cual estaba sujeta al requisito de permanencia asociado de estar de alta en la compañía, al menos, hasta la formulación de las cuentas anuales correspondientes a dicho ejercicio 2018".

Abengoa asegura que se cumplieron dichos objetivos 2018 en un 95,4%, y que el consejo de administración acordó su abono en doce pagas iguales (de mayo 2019 a abril 2020), considerando el total como devengado en el ejercicio 2019, en total 954.000 euros.

El contrato de De Urquijo contempla una indemnización de dos anualidades por extinción del mismo

El Presidente Ejecutivo de Abengoa percibe también, como remuneración en especie, un seguro de vida y accidentes y otro de salud (27.423,37 euros y 11.011,22 euros respectivamente).

La compañía todavía no ha publicado sus cuentas de 2020 y tampoco más información relativa al gobierno corporativo de la sociedad. Pero fuentes consultadas entre los accionistas de AbengoaShares sospechan que De Urquijo ha recibido al menos otros dos millones de euros por el ejercicio 2020.

Indemnización de 4 millones

El contrato del presidente ejecutivo de Abengoa contempla que, en caso de extinción del mismo, se reconozca a su favor una indemnización "por importe equivalente a dos anualidades de su salario fijo y variable anual, siendo una de las anualidades en concepto de contraprestación por pacto de no concurrencia".

Abengoa asegura que el expresidente ha renunciado a percibir una indemnización

Desde Abengoa se ha asegurado a este diario que De Urquijo ha renunciado a la posibilidad de percibir tal indemnización. El expresidente de la multinacional energética tuvo que dimitir de su cargo el pasado mes de noviembre después de que los accionistas reunidos en la plataforma AbengoaShares impusieran el cese del anterior consejo de administración.

Clemente Fernández, presidente propuesto en Abengoa.

El contrato de De Urquijo señala que la indemnización no será procedente cuando la extinción del contrato se deba a causa de dimisión voluntaria. Pero apunta que no se considerará como dimisión voluntaria cuando la misma se promovida por el mismo presidente ejecutivo "en atención a un cambio de control sobre el grupo".

Abengoa celebra nueva junta de accionistas el próximo día 3 de marzo, en primera convocatoria, en la que, previsiblemente, Clemente Fernández, que lidera el movimiento de AbengoaShares, accederá a la presidencia del grupo.