Las exportaciones de bienes se dispararon en marzo un 29,9 %, lo que permitió compensar los descensos de enero y febrero hasta cerrar el primer trimestre con un avance del 4,9 % con respecto al mismo periodo de 2020.

En línea con lo observado con otros indicadores económicos, la balanza comercial publicada este lunes por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo constata una fuerte recuperación en marzo tras un inicio de año lastrado por la tercera ola de la pandemia de coronavirus.

Las ventas de bienes al exterior sufrieron una fuerte caída en enero, del 11,4 %, que se suavizó en febrero, con un retroceso del 1,9 %, al que siguió una intensa recuperación en marzo, con un rebote del 29,9 % hasta sumar unas ventas de 28.268 millones de euros.

En marzo aumentaron las exportaciones de todos los sectores -sobre todo bienes de consumo duradero (un 62,8 %), manufacturas de consumo (55,1 %), sector del automóvil (43,8 %) y materias primas (43,7 %)- y a todos los continentes, especialmente a Europa (avance del 33,7 %) y particularmente la zona euro (40,2 %).

La recuperación de marzo también supuso un repunte de las importaciones -28.680 millones, un 20,5 % más-, lo que situó el déficit comercial en 412 millones, un 79,8 % inferior al del mismo mes de 2020, y la tasa de cobertura -porcentaje de las importaciones que pueden pagarse con las exportaciones-, en el 98,6 %.

Primer trimestre

Con el impulso de marzo, las exportaciones de bienes alcanzaron los 72.308 millones de euros en el primer trimestre, un 4,9 % más que en el mismo periodo de 2020 y cercano a los datos de los tres primeros meses de 2019 (72.857 millones).

Entre enero y marzo, las importaciones se redujeron un 1,3 %, hasta los 75.571 millones, lo que situó el déficit comercial en 3.263 millones, un 57,4 % menos, y la tasa de cobertura, en el 95,7 %, muy por encima del 90 % de un año antes.

La evolución de las exportaciones por comunidades autónomas fue muy desigual, ya que mientras se dieron fuertes avances en Galicia, Murcia o Cataluña, las ventas se hundieron en Canarias, Castilla y León y Extremadura.

Los mayores aumentos de exportaciones se registraron en los bienes de consumo duradero (24,2 %) y materias primas (23,1 %), aunque las contribuciones más intensas procedieron de sectores con gran peso en la economía española, como la alimentación (que aumentó sus ventas al exterior un 6,1 %), los bienes de equipo (6,6 %) o los productos químicos (7,9 %).

El detalle de subsectores revela que las mayores aportaciones al aumento de las exportaciones procedieron de los plásticos, el material de transporte por carretera y los metales no ferrosos.

La Unión Europea se mantuvo como el principal destino de las exportaciones (un 61,2 % del total), con un aumento del 7,8 %, especialmente intenso en la zona euro (9 %) después de que las ventas a Francia o Italia crecieran por encima del 11 %.

También aumentaron las exportaciones a Oceanía (un 25,6 %), Asia (13 %) y África (2,5 %).

Caen las ventas a la Europea no comunitaria

En cambio, descendieron las ventas al resto de la Unión Europea (un 0,1 %), a la Europa no comunitaria (un 1,4 %, lastradas por una bajada de las exportaciones al Reino Unido del 6,8 %) y América (un 2,9 %).

La evolución de las exportaciones por comunidades autónomas fue muy desigual, ya que mientras se dieron fuertes avances en Galicia (10,9 %), Murcia (10,6 %) o Cataluña (10,2 %), las ventas de Canarias se hundieron un 29,8 %; las de Castilla y León, un 21 %, y las de Extremadura, un 14,9 %.

Las importaciones que más aumentaron en el primer trimestre fueron las de materias primas (un 26,6 %) y bienes de consumo duradero (21 %), mientras que bajaron las de productos energéticos (16,6 %) o el sector del automóvil (7,6 %).