El grupo de expertos constituido por el Ministerio de Trabajo ha recomendado al Gobierno que suba el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) entre 12 y 19 euros este año, hasta que llegue a los 962 euros o 969 euros en catorce pagas en 2021, en función de que si el Ejecutivo decide marcarse como objetivo que llegue a los 1.011 euros o a los 1.049 euros en 2023, la horquilla que ha marcado este grupo.

Este grupo de expertos fue constituido por el Ministerio de Trabajo a principios de año y tenía como mandato principal definir a qué equivale el 60% del salario medio en España, ya que ese es el nivel hasta el que el Gobierno quiere subir el SMI, y recomendar una senda para ir subiéndolo a lo largo de la legislatura.

Según han explicado, ese 60% del salario medio se situaría en una horquilla entre 1.011 euros y 1.049 euros, en función de cuánto haya subido el salario medio en el año 2020 -un dato que aún no se conoce-. Dependiendo de esa subida, recomiendan tres posibles caminos para ir incrementándolo.

En caso de que el salario medio haya subido un 1,8% en 2020, recomiendan elevarlo 99 euros desde los 950 euros actuales hasta los 1.049 euros a este ritmo: 19 euros en 2021, 40 euros en 2022 y 40 euros en 2023.

Si hubiera subido un 0,9%, en línea con el sueldo de pensionistas y empleados públicos, recomendarían subirlo 77 euros hasta alcanzar los 1.027 euros (15 euros en 2021, 31 euros en 2022 y 31 euros en 2023); mientras que si se ha mantenido sin cambios, la subida del SMI a lo largo de la legislatura sería de 61 euros, hasta los 1.011 euros (12 euros en 2021, 24 euros en 2022 y 25 euros en 2023).

Los expertos han preferido concentrar el grueso de la subida, en cualquiera de los tres escenarios, en los años 2022 y 2023, debido a la incertidumbre que existe en la actualidad y siguiendo el criterio de la prudencia.

Yolanda Díaz se sentará con Sánchez para pactar hasta donde subir el SMI

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, consciente de que la vicepresidenta segunda, Nadia Calviño, se ha mostrado reticente a una subida del Salario Mínimo, ha afirmado que se reunirá con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para pactar una posición de partida del Gobierno.

"Este informe es un dictamen científico, es lo contrario al opinar por opinar, al sálvese quién pueda (...) A veces la ideología nos juega malas pasadas. En el Gobierno hay personas que ya en 2019 pensaban que no era momento de subir el SMI", ha dicho Díaz, sin especificar a quien se refiere pero en posible alusión a la ministra de Economía.

Una vez pactado con el presidente, la ministra se sentará a negociar con los agentes sociales para consensuar el ritmo de subida. Como contó Vozpópuli, será la primera vez en que el Ministerio se aproxime a los agentes sociales con la decisión tomada de subir el SMI y la única voluntad de acordar el ritmo de subida.

La ministra ha informado también de que la comisión de expertos no se disolverá sino que seguirá vigente durante toda la legislatura, para poder estudiar el impacto de la subida del SMI no sólo en el empleo o desempleo, sino también la igualdad, la pobreza y otros indicadores.