El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha propuesto este sábado a los líderes de la Unión Europea reducir en 50.000 millones de euros la cantidad de ayudas directas del fondo de recuperación económica tras la pandemia de coronavirus con el objetivo de acercar las posiciones alejadas de los países en la cumbre que se celebra en Bruselas.

Diversas fuentes comunitarias y diplomáticas han confirmado a la agencia Efe que Michel ha hecho el planteamiento durante la segunda jornada de la reunión de los mandatarios. Con la rebaja que propone el presidente del Consejo Europeo, el fondo de recuperación tras la pandemia se mantendría en un total de 750.000 millones de euros, pero las subvenciones o ayudas directas pasarían de ser 500.000 millones a situarse en 450.000 millones, mientras que los préstamos ascenderían a los 300.000 millones.

La propuesta original de la Comisión Europea, que Michel había mantenido hasta ahora, planteaba 500.000 millones en subvenciones y 250.000 millones en créditos.

El cambio que realizó hoy Michel busca persuadir a los países denominados "frugales" (Austria, Holanda, Dinamarca y Suecia), que se oponen a incluir ayudas directas y apuestan por los préstamos.

Además, esos países también quieren ejercer mayor control sobre la entrega de las ayudas del fondo de recuperación.

También para tratar de convencerlos, Michel ha planteado que si algún Estado miembro tiene dudas sobre la entrega del dinero a otro socio comunitario, pueda pedir en un plazo de tres días que el tema se trate bien en una cumbre europea de líderes o en una reunión de los ministros de Economía y Finanzas de los Veintisiete (Ecofin).

Holanda destacó que están negociando a fin de cuentas "un paquete" en el que "hay muchos más asuntos que resolver", aunque sí consideró que la nueva propuesta de Michel es "un paso en la buena dirección", indicaron a Efe fuentes diplomáticas, que añadieron que quedan pendientes "muchos asuntos" cuya resolución dependerá de las "próximas 24 horas".

La segunda jornada de la cumbre europea en la que los mandatarios tratan de acordar el plan de recuperación tras la pandemia de coronavirus y el presupuesto comunitario para el periodo 2021-2027 comenzó este sábado sin que durante el viernes se lograran avances hacia un pacto.