El Gobierno de Estados Unidos amenazó este miércoles con sanciones a la petrolera española Repsol, la estadounidense Chevron y el conglomerado indio Reliance por actividades relacionadas con Venezuela, aunque reservó su advertencia más severa para el consorcio estatal ruso del crudo Rosneft.

"Ya sea Rosneft, Reliance, Repsol o Chevron aquí en los Estados Unidos, yo tendría cuidado respecto a sus actividades en Venezuela, que apoyan directa o indirectamente a la dictadura (del presidente venezolano, Nicolás) Maduro", dijo a los periodistas en una rueda de prensa telefónica un alto funcionario estadounidense, que pidió el anonimato.

Reunión Abalos-Delcy Rodríguez

Esta decisión se produce después de que la pista del 'oro negro', con los intereses de Repsol en el trasfondo, haya aparecido en el encuentro entre el ministro de Sánchez y Delcy Rodríguez.

El encuentro entre el ministro de transportes, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, fue orquestado por el régimen venezolano para poner en un apuro a Pedro Sánchez, según sostienen a Vozpópuli sectores opositores a Nicolás Maduro activos en Venezuela y España. Fue una "provocación" de Maduro, dicen. Una "trampa" a Pedro Sánchez con un trasfondo político, con respecto al reconocimiento de Juan Guaidó y la financiación de Podemos, y también económico, vinculado a los intereses comerciales españoles en Venezuela, sobre todo en el ámbito del petróleo.