España fue el país que sufrió en 2020 el mayor aumento de la tasa de desempleo femenino hasta situarse en el 18,4%, lo que sitúa al país como el segundo con más paro entre las mujeres de toda la Unión Europea, sólo por detrás de Grecia con una tasa del 20,6%, según los datos divulgados este lunes por Eurostat. 

El dato de España coincide con el publicado la semana pasada por la Encuesta de Población Activa (EPA), del Instituto Nacional de Estadística, y supone que prácticamente 2 de cada 10 mujeres querría trabajar pero no encuentra empleo. El dato de Grecia está actualizado a cierre de octubre de 2020, con lo que cabe esperar que a cierre de año sea aún superior. 

La tasa de paro femenina ha crecido en 2020 en España más que en ningún otro país, al pasar del nivel del 15,7% en que se encontraba en enero al 18,4% actual, casi tres puntos de aumento. 

[singular-iframe src='https://datawrapper.dwcdn.net/l4Pa9/3/']

La de Grecia, sin embargo, se ha mantenido en niveles altos durante todo el año: era del 20,2% en enero, antes de la crisis de la covid-19, y ahora es cuatro décimas superior, del 20,4%.

[singular-iframe src='https://datawrapper.dwcdn.net/NVJdB/1/']

Líderes en paro juvenil

La tasa de paro masculina se sitúa mucho más baja que la femenina, en el 14,2%, pero coloca a España en la cabeza del desempleo entre los hombres en Europa. En Grecia, el paro masculino asciende al 13,5% a cierre de octubre. 

[singular-iframe src='https://datawrapper.dwcdn.net/tftFM/1/']

Nuestro país también lidera la tasa de paro juvenil, el porcentaje de jóvenes menores de 25 años en edad de trabajar que no encuentra empleo, al situarse en el 40,7%.

Le siguen Grecia (con un paro juvenil del 35% a cierre de octubre), Italia (29,7% a término de 2020) y Lituania (26,9%).

La peor evolución del desempleo entre jóvenes y mujeres se explica en su mayor predominancia en los sectores que han sido más golpeados por la crisis económica derivada de la covid-19.