En 2020 entraron en España 18,9 millones de turistas extranjeros, un 77,3% menos que los 83,5 millones de 2019, en el peor año de la historia del sector, prácticamente paralizado en todo el mundo desde marzo pasado para tratar de frenar la expansión de la covid-19.

Las cifras de ingresos que dejaron estos turistas sufrió un recorte similar: de los 91.912 millones de euros que habían entrado en España por este concepto en 2019 se pasó a 19.740 millones en 2020, un 78,5% menos, según las cifras que ha publicado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El año comenzó con tasas de crecimiento sostenido tanto en llegadas como en ingresos, pero a mediados de marzo la declaración del estado de alarma provocó un descenso del 63,3% en las entradas, que los dos meses siguientes -con buena parte del mundo confinado y los viajes prohibidos- se saldaron con ceros absolutos.

En junio, julio y mitad de agosto se observó una cierta recuperación, con tasas algo menos negativas, pero la extensión de la segunda ola de la pandemia a partir del otoño produjo caídas en las entradas y en el gasto en el entorno del 90%.

Cifras de 1970

España superó la cifra de los 20 millones de turistas en 1970, el doble que seis años antes, coincidiendo con las expansión del turismo internacional. Desde entonces, aun con algún recorte puntual, las llegadas no han dejado de crecer hasta 2020, en que el mundo se paró.

Las cuentas de Exceltur, la alianza de 34 empresas del sector, reflejan que 2020 se cerró con un desplome del PIB turístico (actividad directa e indirecta) de 106.000 millones de euros, un 69 % de caída respecto a 2019 (154.487 millones), lo que supone volver a los niveles de hace 25 años, en 1995.

Y supone también que el peso del turismo en el PIB, que en 2019 llegó al 12,4 %, se quedó en el 4,3 %, según Exceltur, que cifra el impacto en el empleo en 728.000 personas -435.000 en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y 293.000 más que han perdido su puesto de trabajo-.

A la caída de turistas internacionales -esos 63 millones menos- hay que sumar el descenso de los movimientos interiores, que han bajado más del 40 %.

Para este año 2021, Exceltur anticipa que el PIB turístico puede alcanzar los 96.369 millones de euros, es decir, 48.000 millones por encima de 2020, pero todavía un 37,6 % por debajo de los 154.487 millones de 2019. En porcentaje del PIB, el turismo subiría al 8,2 % en 2021.