El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha avanzado este jueves que está "a punto de cerrar" con los agentes sociales el mecanismo "exacto" por el que las pensiones se revalorizarán conforme al IPC.

Escrivá, en declaraciones a la cadena SER Catalunya, ha recordado que la creación de este mecanismo forma parte de las recomendaciones del Pacto de Toledo, que instan a suprimir el llamado Índice Revalorización de las Pensiones (IRP), por el que éstas sólo subían un 0,25% cuando el sistema presentaba desequilibrios financieros, por otra fórmula que garantice el poder adquisitivo de las pensiones.

Junto a ello, el ministro ha señalado que se está trabajando ya con los agentes sociales en otras medidas fruto de las recomendaciones del Pacto de Toledo, aunque todavía en una fase "tentativa". "Somos de mucho cálculo, porque hay que afinar bien, y no queremos políticas brocha gorda", ha apuntado al respecto.

Así, y en relación a la posible ampliación del periodo de cálculo de las pensiones, Escrivá ha insistido en que el Pacto de Toledo ha pedido aumentar la contributividad y al mismo tiempo dar soluciones a las nuevas realidades del mercado laboral.

Y en esas realidades, ha explicado el ministro, se encuentra el hecho de que en torno al 30% de los trabajadores no presentan sus mejores años de cotización en el tramo final de su carrera laboral, por lo que el sistema actual "no funciona" para ellos.

De todo el análisis y los números que está haciendo la Seguridad Social, puede salir o no como resultado que haya que ampliar el periodo de cálculo y combinar esta medida con la cobertura de lagunas de cotización o con la elección de los mejores años de cotización a la hora de calcular la pensión. En todo caso, el ministro ha reiterado que la ampliación del periodo de cálculo "no es en ningún caso" un recorte.

Subir la base mínima no es ahora una prioridad

Escrivá ha afirmado además que elevar la base mínima de cotización no es ahora mismo una prioridad del Gobierno y ha añadido que este tema se abordará cuando vuelva a retomarse la negociación sobre la subida del salario mínimo interprofesional (SMI).

"En este momento nuestros esfuerzos deben ir dirigidos a recuperar el empleo (...) Lo que hemos pedido a los agentes sociales es que nos den unos meses y cuando se quite el polvo de la pandemia, volveremos a abordar la subida del SMI", ha apuntado el ministro.

En este punto, ha advertido de que a la hora de diseñar las políticas públicas, hay que tener cuidado para no desincentivar la vuelta al mercado laboral de los colectivos más afectados por la destrucción de empleo (trabajadores con salarios muy bajos, con contratos temporales y mujeres).

Sobre la derogación de la reforma laboral de 2012 que reclaman los sindicatos, Escrivá ha subrayado que en el pacto de gobierno con Podemos "está muy tasado" lo que se tiene que hacer en esta materia y que principalmente tiene que ver con introducir cambios en la negociación colectiva.

"No es un cambio absoluto del marco laboral (...) Cuando hablamos de reforma laboral el objetivo de todos tiene que ser reducir la tasa de paro y ahí hay muchas cosas que se pueden hacer que no tienen por qué afectar al marco normativo", ha explicado.

En cuanto a los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), el ministro ha señalado que "el grueso de la economía se ha recuperado mejor" de lo que se esperaba, lo que ha permitido recuperar dos tercios del millón de puestos de trabajo destruidos en mayo y todo ello sin que prácticamente se hayan producido ERE.

Por último y en relación al aumento de la deuda pública hasta el 117,1% del PIB al cierre de 2020, el ministro ha señalado que esta situación será "más o menos problemática" en función de cómo evolucionen los tipos de interés, aunque en este punto ha subrayado que los bancos centrales mantendrán durante unos años el tipo en cero.

En todo caso, Escrivá ha indicado que cuando la economía se recupere, la ratio de deuda pública sobre el PIB caerá, ya que ahora está calculada sobre un PIB "anormalmente bajo" como consecuencia de la pandemia. "Son cifras sesgadas", ha puntualizado.