Eroski ha llegado al último paso en el viacrucis de su reestructuración para reducir deuda. Así lo creen en la compañía vasca, que este lunes anunciaba un acuerdo con el holding checo EP Corporate Group, propiedad del magnate Daniel Kretinsky, para venderle la mitad de Caprabo y del negocio de Eroski en Baleares.

En concreto, estos supermercados se engloban bajo la filial de Eroski Supratuc2020 S.L., creada el pasado noviembre para unificar la dirección de Caprabo -centrada únicamente en Cataluña- y las tiendas Eroski de Baleares. Así, la cooperativa vasca ha buscado desde hace más de un año un socio que entrara en esta filial y, aunque los rumores en el mercado apuntaban a una venta completa, finalmente la sociedad checa se quedará con el 50%, por un importe que aún no ha trascendido.

Una operación que, defiende Eroski, le permite mejorar su posición financiera y "dar por cumplido" el compromiso de amortización de deuda fijado para fin de este año, "en un importe superior al comprometido con las entidades financieras". En concreto, fuentes de la compañía vasca explican que el objetivo es reducir la deuda por debajo de los 1.000 millones, llegando a los "tres dígitos", algo que no ha conseguido desde que comenzó su proceso de reestructuración.

Así, Eroski cerró el ejercicio 2020 con una deuda de 1.300 millones de euros. En 2009, firmó un acuerdo con 23 entidades financieras para la reestructuración de una deuda de 1.705 millones de euros. Para la empresa vasca, el plan que comenzó en 2009 para reducir su apalancamiento tiene la entrada del grupo checo como "último paso". Según los datos que aporta la empresa, desde 2009 hasta el cierre del ejercicio 2019 Eroski ha amortizado 1.883 millones de euros de deuda.

Poniendo el foco en los últimos movimientos de la compañía respecto a su pasivo, cabe destacar que fue en marzo de 2019 cuando cerró su último acuerdo de refinanciación de deuda, que entonces ascendía a 1.540 millones. Tras la entrada del grupo checo en Supratuc2020, los planes de la compañía pasan por volver a negociar antes de que acabe el año la reducción de su endeudamiento.

Eroski, dispuesta a invertir

EP Corporate Group es el holding de inversión del magnate Daniel Kretinsky, que cuenta con negocios en energía, infraestructura y medios por los que ingresa más de 10.000 millones de euros al año, según la información aportada por la propia compañía. En el ámbito de la restauración, destacan sus participaciones en Metro, Casino Guichard Perrachon y la británica Sainsbury's.

Con todo, con su entrada en el capital la empresa pretende tener "más capacidad de inversión" y consolidar la presencia en los mercados en los que se encuentra actualmente la empresa, tras el repliegue de los últimos años.

En concreto, Caprabo, adquirida por Eroski en 2007, se centra hoy en Cataluña, pese a que llegó a tener la mitad de su negocio fuera de esta comunidad, en otras como Navarra, Madrid y Baleares. En el territorio catalán, cuenta con 213 supermercados propios, 80 franquicias y una gasolinera. En el caso de Baleares, Eroski tiene una red comercial de 107 supermercados propios y 72 franquiciados.

En conjunto, Eroski dispone de una red comercial en España de 1.624 establecimientos, entre supermercados, hipermercados y cash & carry, en Galicia, País Vasco, Navarra, Cataluña y Baleares. A esto hay que añadirle gasolineras, ópticas, oficinas de viajes y tiendas de equipamiento deportivo (a través de la enseña Forum).