El operador de redes sueco Ericsson desveló este martes que no asistirá al Mobile World Congress de Barcelona este año por razones de seguridad, “en vista de los continuos efectos de la Covid-19”.

A la luz del desarrollo de la pandemia, “y teniendo en cuenta que nuestra principal responsabilidad es la salud y bienestar de nuestra gente, hemos decidido no participar en el MWC 2021”, alega el gigante tecnológico, que en la edición del pasado año fue de los primeros que anunciaron que no irían a la edición que finalmente se suspendió.

Esta dura decisión es el reflejo de nuestro compromiso con la gestión de la pandemia desde el punto de vista de las personas y en relación a su movilidad mientras se desarrollan los programas de vacunación en todo el mundo”, prosigue en su anuncio.

La multinacional sueca muestra su confianza en “volver a participar en futuros eventos y seguir colaborando estrechamente con GSMA y los socios del sector”.

Casi 50.000 personas se espera que acudan al Mobile

Su baja tiene lugar después de que los organizadores del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona detallasen que esperan que este año acudan al encuentro entre 45.000 y 50.000 personas, alrededor de la mitad de las últimas ediciones celebradas antes de la suspensión por Covid en 2020. El certamen de 2019 batió récord de asistentes, con 109.000 personas, que superaron en un millar a la cita de 2018.

Sus previsiones las compartió Stephanie Lynch-Habib, directora de Marketing de la GSMA, la patronal mundial de operadoras de telecomunicaciones que organiza el Mobile, en un encuentro organizado para detallar las medidas de seguridad que se adoptarán para proteger a los visitantes.

Entre las medidas para garantizar la seguridad de los visitantes exigirá a los viajeros provenientes de algunos destinos que muestren un test covid-19 negativo para poder subir al avión y viajar a Cataluña, y todos aquellos que lleguen en tren o coche serán dirigidos a los centros de pruebas de MWC establecidos para comprobar su estado de salud.

Todos los participantes deberán presentar un test rápido negativo válido para acceder al recinto, y la prueba deberá repetirse cada 72 horas, recibiendo los participantes una notificación sobre la caducidad de la misma a través de la aplicación My MWC.

La organización sigue adelante con la celebración prevista del congreso de este año en las fechas anunciadas del 28 de junio al 1 de julio, aunque reconoce que todo está supeditado a las “circunstancias cambiantes" de la evolución de la pandemia. La asociación se ha fijado como límite un mes o seis semanas antes de esos días para la confirmación o suspensión definitiva del evento.