Casual Hoteles ha ejecutado el primer Expediente de Regulación de Empleo (ERE) del sector. La cadena de alojamientos urbanos y temáticos ha despedido al 20% de su plantilla, formada por alrededor de 120 empleados, tras el cierre de todos sus establecimientos por el impacto que ha tenido la covid-19 en el negocio, según ha podido saber Vozpópuli.

La cadena española, creada en 2013, cuenta con 13 activos de gestión propia y otros cinco asociados repartidos entre Florencia, Oporto, Bilbao, Madrid, Málaga, San Sebastián, Sevilla, Valencia, Cádiz y Lisboa. Sólo dos de estos son de su propiedad, el resto son alquilados para su explotación.

El pasado mes de octubre, Casual Hoteles decidió bajar la persiana de todos sus establecimientos hasta febrero o marzo de 2022, ante la incertidumbre generada en el sector turístico con la segunda ola de la crisis sanitaria.

La empresa facturó 7,6 millones de euros y ganó 365.000 euros en 2018, las últimas cuentas disponibles en el registro mercantil y consultadas por este periódico a través de Insight View. Su fundador, Juan Carlos Sanjuan, aseguraba hace unos meses que en 2019, antes de la covid, su volumen de negocio había creciendo un 55%.

El ERE llega a la Audiencia Nacional

Unos meses después, la compañía anunció a su plantilla, formada por alrededor de 120 empleados, su intención de llevar a cabo un Expediente de Regulación de Empleo para unas 70 personas, según informan a este periódico fuentes cercanas a la empresa.

Los trabajadores, que no contaban con representación sindical, formaron una comisión ad hoc para negociar este ajuste, que finalmente se ha cerrado sin acuerdo.

Casual Hoteles ha ejecutado el despido de alrededor de 25 personas y ha convertido parte de los contratos indefinidos en fijos discontinuos con la aprobación de los afectados pese a no garantizarse el empleo, según informan las mismas fuentes. El resto de la plantilla sigue incluida en un ERTE.

UGT, que ha participado en las negociaciones, ha impugnado el ERE al considerar que ha habido "mala praxis" y "opacidad" por parte de la empresa. La Audiencia Nacional abordará este despido colectivo en un juicio que arrancará el próximo 25 de marzo.

Ya hay otras cadenas hoteleras que negocian despidos masivos, como el grupo NH

NH ha sido la segunda cadena hotelera en anunciar públicamente un ERE en sus servicios centrales y corporativos en España, que puede afectar a un máximo de 300 empleados, según informan fuentes sindicales. TUI, el gigante alemán de la turoperación, también pretende suprimir el 14% de su plantilla en nuestro país

En el sector de las agencias de viajes, también se están negociando varios expedientes, como los de Logitravel o Expedia; y otros se han probado ya, como el de Viajes Carrefour o el de W2M, la división de viajes de Iberostar.

En este contexto, los afiliados a la Seguridad Social vinculados a actividades turísticas se desplomaron un 14% en enero, hasta los 2.006.400 trabajadores, rompiendo con la tendencia positiva iniciada en el mismo mes de 2014 y retrocediendo a los niveles alcanzados en 2016.