El apetito por las energías renovables parece no tocar techo. El fondo de capital privado EQT ha anunciado este miércoles una oferta pública de adquisición (OPA) sobre la totalidad de Solarpack por un total de 881 millones de euros a un precio de 26,5 euros por acción, lo que supone una prima del 45% con respecto a la cotización al cierre de este martes. Se trata de la mayor inversión en energías renovables de EQT.

El fondo de origen sueco ha contratado a Duff & Phelps, uno de los principales tasadores del mercado, para que elabore un informe independiente que acredite que el precio fijado es equitativo en virtud de lo dispuesto en la Ley del Mercado de Valores, según explican fuentes consultadas por Vozpópuli.

Ese informe será presentado ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y deberá justificar que la prima ofrecida por EQT a los accionistas es la adecuada: 45% con respecto al cierre bursátil del martes, 35,1% con respecto al precio medio de los últimos tres meses y 16,6% con respecto a la cotización media de los últimos seis meses.

Por ahora, EQT ya tiene garantizado el apoyo del 50,9% de los accionistas, incluido el de la familia Galíndez, fundadora de la compañía. El acuerdo incluye el compromiso de José Galíndez y Pablo Burgos Galíndez de invertir 465,9 y 26,5 millones, respectivamente, en la sociedad que lanza la oferta. No hay mención a la posición de los otros dos accionistas de referencia: Santander Asset Management (5,5%) y la familia Ybarra Careaga (5%). La efectividad de la oferta está sujeta a obtener un apoyo de al menos el 75% del capital y está previsto que Pablo Burgos se mantenga como CEO de la compañía.

EQT está asesorada por Clifford Chance y Credit Suisse, mientras que Solarpack ha contratado a Cuatrecasas y Citi, que ha logado estar en las tres opas activas en el mercado español (IFM-Naturgy y MásMóvil-Euskaltel). Duff & Phelps también fue la firma encargada de validar el precio que IFM ofreció por Naturgy.

Además de la autorización de la CNMV, la operación también tiene que recibir el visto bueno de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y del propio Gobierno, ya que implica tomar una participación superior al 10% de una cotizada española. En un principio este control de inversiones extranjeras está vigente hasta el próximo 1 de julio, pero el Ejecutivo podría ampliarlo.

Solarpack, fundada en 2005, es una multinacional especializada en el desarrollo, construcción y operación de proyectos solares fotovoltaicos a gran escala con presencia en Europa, Estados Unidos Latinoamérica, Asia y África.

El año pasado, la compañía declaró unos ingresos de 159,2 millones de euros y un beneficio neto de 20,4 millones de euros. La empresa ha anunciado recientemente un plan de inversiones de entre 1.500 y 2.000 millones que se alargará hasta 2026.

Respecto a EQT, se trata de una gestora de origen sueco con 67.000 millones de euros en activos bajo gestión capitaneada en nuestro país por Asís Echániz. En España, la firma es dueña de Idealista, la que hasta la fecha ha sido su mayor inversión tras desembolsar 1.300 millones. También cuenta en cartera con Igenomix, dedicada al negocio de la reproducción asistida; Freepik, el llamado 'Google español' de las imágenes, y Adamo, teleco que se encuentra en proceso de desinversión, como adelantó este diario.