Las energéticas son las empresas que mejor han logrado pasar el año del coronavirus. Compañías como Iberdrola, Endesa o Acciona han podido, incluso, revalorizarse en el mercado pese al desplome generalizado. Las cuentas anuales que han presentado en este mes de febrero evidencian esta tendencia. Pero en términos de empleo se ha producido un leve corrección. El computo total de las siete grandes empresas del sector apunta a una reducción del 1,2%, que supone 1.500 trabajadores menos respeto a 2019.

A cierre de 2020, la plantilla que sumaban Iberdrola, Endesa, Acciona Enagás, Red Eléctrica, Naturgy y Repsol se elevaba hasta los 121.379 trabajadores en todos sus mercados, frente a los 122.871 empleados del ejercicio anterior.

Esta leve corrección viene marcada por la inexistencia de grandes Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) en estas empresas y también porque sólo Enagás e Iberdrola han logrado crear empleo.

Iberdrola ha cerrado el ejercicio con 36.915 trabajadores frente a los 35.120 empleados de 2019. Un aumento del 5% que incrementa en 1.795 toda su plantilla. La subida va en línea con los 144 millones más que ha ganado en el ejercicio (4%) pese al desplome del 9% de su facturación. En el caso de Enagás, el aumento es de un 1,8% en su plantilla que extiende por siete países. Un repunte de un total de 24 trabajadores, hasta un total de 1.330.

Mantienen plantilla

Red Eléctrica mantiene prácticamente su plantilla. La compañía que preside Beatriz Corredor cierra 2020 con cinco trabajadores menos que con los arrancaba e inicia 2021 con un total de 2.051. El recorte en Endesa ha sido de 300 empleados. La energética española que controla la italiana Enel ha recortado su plantilla un 3% hasta los 9.600 empleados.

Repsol, con la rotación de activos y el vaivén de los precios del petróleo en 2020, ha llevado el ajuste de personal hasta el 3,4%, un porcentaje que supone 841 trabajadores menos. La petrolera cierra el año con 23.793 trabajadores frente a los 24.634 empleados que tenía el 31 de diciembre de 2019.

Las energéticas que más ajustan

La empresa del sector que más ha ajustado su plantilla con respecto a 2019 ha sido Naturgy. La energética que preside Francisco Reynés ha cerrado el año con un 8% menos de empleados, hasta un total de 9.335 trabajadores. Un ajuste que va en línea con la caída de un 34% de sus ingresos y los números rojos de 347 millones que ha registrado.

Acciona, por su parte, ha logrado incrementar un 8% su beneficio y ha recortado sus ventas un 9%. Su plantilla retrocede en un 3,3%, que supone 1.344 trabajadores menos en todos sus mercados con respecto a 2019. La empresa de los Entrecanales arranca 2021 con un plantilla total de 28.355 empleados.

En este balance no se incluye al fabricante de aerogeneradores Siemens Gamesa, ya que tiene un ejercicio fiscal distinto al resto, ni a Solaria, que sólo ha vivido dos meses como miembro del Ibex 35.