Enagás registró un beneficio después de impuestos de 92,9 millones de euros durante el primer trimestre del año, lo que supone un descenso del 21,99% frente a los 119,1 millones cosechados un año antes cuando se anotó 18,4 millones extras por diferencias de tipo de cambio que no se han repetido este año.

La compañía indicó este martes que los resultados están “en línea con los objetivos establecidos para el ejercicio”, cuando espera alcanzar un beneficio “del entorno de los 380 millones de euros, gracias a la intensificación del plan de control y ahorro en gastos generales”.

En el primer trimestre redujo ya sus gastos operativos un 11% interanual y Enagás aseguró que “mantiene su firme compromiso con el empleo”. Las cuentas incorporan ya el efecto de la entrada en vigor este año del nuevo Marco Regulatorio para el periodo 2021-2026, una regulación que da visibilidad a los ingresos regulados de la compañía para los próximos seis años.

Por otra parte, Enagás indicó que sus flujos de caja permiten asegurar la política de remuneración al accionista para este año de 1,70 euros por acción, y que será un 1% más que en 2020, además de confirmar su compromiso con la remuneración al accionista para el periodo 2021-2026.

Los ingresos totales ascendieron a 240,6 millones de euros, experimentando un descenso del 15,1%, mientras que los gastos de explotación se redujeron un 11%, hasta los 73,3 millones. También cayó el resultado bruto de explotación (Ebitda) en un 8,3% y se situó en 216,1 millones. Por su parte, el coste financiero de la deuda bajó al 1,8%.

En las cuentas, la aportación de las sociedades participadas aumentó un 41,2% respecto a los tres primeros meses del año pasado, y representa ya el 38,1% del beneficio neto o después de impuestos de la compañía.

La deuda neta ascendía al finalizar el mes de marzo a 4.277 millones de euros, por debajo de los 4.288 millones contabilizados doce meses atrás. La liquidez total se situó a su vez en 2.801 millones entre tesorería y líneas de crédito no dispuestas, por encima de los 2.473 millones de marzo del pasado año.

En cuanto a los hitos del trimestre, la compañía subrayó que el Trans Adriatic Pipeline (TAP), infraestructura clave para la seguridad de suministro energético de Europa donde Enagás tiene un 16% del accionariado, ha comenzado por primera vez a contribuir significativamente a los resultados de la compañía tras su puesta en operación a finales de 2020.

Adicionalmente, el 31 de marzo TAP alcanzó el Financial Completion Date, hito que permite a los socios liberar garantías prestadas por los accionistas durante la fase de construcción del proyecto. Durante el primer trimestre, TAP ha entregado 1,16 bcm (billion cubic meters) de gas natural en sus mercados objetivo, en línea con lo previsto, siendo su disponibilidad del 100%.

Filiales

Por otra parte, Enagás subrayó que se ha producido una contribución positiva de sus participadas en Grecia, México, Chile y Perú, “en línea con los objetivos marcados”, y por parte de su participada estadounidense Tallgrass Energy, donde controla un 30,2% del accionariado.

Enagás explicó que sus activos han sido clave para garantizar el suministro energético durante la ola de frío en Estados Unidos, y las perspectivas del mercado estadounidense son favorables, ya que la Energy Information Administration (EIA) ha revisado al alza sus previsiones de producción para 2021 y 2022.

Por otra parte indicó que Tallgrass Energy ha cerrado una alianza con Bridger Pipeline LLC, filial del grupo True Companies, que refuerza a la participada estadounidense para alcanzar sus objetivos globales para el periodo 2021-2026, con un incremento de la capacidad contratada.

En cuanto a la demanda de gas natural, detalló que demanda convencional para industrias y hogares y que representa el 86% del total demando en España, alcanzó los 100,5 TWh, con un incremento interanual del 4,7%. Por su parte la demanda total creció un 0,8% y ascendió a los 117 TWh.

Además refirió que ha reducido un 63% sus emisiones desde 2014, gracias a la mejora de la eficiencia energética en la operación del Sistema Gasista. La compañía cuenta con una cartera de 55 proyectos de gases renovables (34 de hidrógeno verde y 21 de biometano), en los que participa junto con más de 50 socios y que pueden llegar a movilizar una inversión conjunta total de en torno a 6.300 millones de euros. Adicionalmente indicó que continúa presentando proyectos de gases renovables a las diferentes convocatorias lanzadas por el Gobierno de España.