Carles Vilarrubí, vicepresidente del Barça, ha renunciado a sus puestos de vicepresidente y consejero de la Banca Rothschild, según el registro mercantil. Aunque la noticia se ha conocido este jueves, está fechada a 12 de septiembre, día en el que Alfonso Cortina, expresidente de Repsol y miembro del equipo directivo del Grupo Recoletos y de Mutua Madrileña, se incorporaba al Consejo Asesor Europeo de dicho banco. 

En ese momento, el máximo responsable del banco, David de Rothschild, aseguró estar "muy satisfecho" de que Alfonso Cortina se incorporara a Rothschild. "Haremos todo lo posible para trabajar a su lado como parte de un proyecto global aprovechando su gran experiencia en los mercados europeo y latinoamericano", señaló.

Vilarrubi fue citado a declarar en diciembre de 2016 como investigado en la Audiencia Nacional sobre la fortuna de la familia Pujol Ferrusola y la comisión de presuntos casos de blanqueo y delitos fiscales. El hallazgo de una cuenta en Andorra a nombre del empresario catalán, marido de Sol Daurella, propietaria de Coca-Cola European Partners, motivó su declaración.

Rothschild es un banco de inversión que cuenta actualmente con 40 oficinas en 33 países y da empleo a unas 2.000 personas en todo el mundo. La entidad está centrada particularmente en los mercados europeos de Gran Bretaña, Francia, Italia, Alemania y también en los de Estados Unidos y Latinoamérica.