"Escuché un sonido como de hielo resquebrajarse. Luego un silbido. Miré a mi muñeca hasta que vi saltar la pantalla hacia fuera con un bufido que denotaba que había sido por presión. Literalmente la pantalla ha reventado".

Es el testimonio de Víctor Sánchez del Real, un usuario del Apple Watch de segunda generación, que ha colgado en Twitter la rotura de pantalla de su Apple Watch tras detectar cómo la batería se hinchaba. Se trata de una unidad adquirida en diciembre de 2016.

La compañía de Cupertino ya alertó en su día de problemas con algunos relojes la primera generación, para los que fijó una garantía de tres años -antes de estos problemas era de dos años-. Apple dijo entonces que algunas de su batería podían llegar a hincharse.

Este usuario ha explicado al detalle, y con fotos, el problema que ha sufrido con su reloj en este hilo en Twitter.

Imagen del Apple Watch de segunda generación tras el reventón de su pantalla

Imagen del Apple Watch de segunda generación tras el reventón de su pantalla

Imagen del Apple Watch de segunda generación tras el reventón de su pantalla