Banco Sabadell se suma a los ajustes llevados a cabo por las grandes entidades financieras españolas, aunque a mucho menor escala. La entidad catalana ha anunciado hoy cerrará en los dos próximos meses 90 oficinas, un 4% de las que tiene en España, y reducirá su plantilla en 180 empleados.

"La transformación digital es un movimiento continuo, una transformación permanente. Seguiremos con este proceso en el nuevo plan estratégico que anunciaremos en el febrero, con un nuevo plan de costes", explicó Jaime Guardiola, consejero delegado del banco.

Las 180 salidas de personal se está produciendo a través de jubilaciones, prejubilaciones, bajas incentivadas y excedencias. De esta cifra, en torno a 130 empleados son los de las oficinas cerradas y los otros 50 saldrán de servicios centrales.