El recibo de la luz es un tema muy sensible para el Ejecutivo del PP, que no quiere acabar la legislatura, ni mucho menos intentar formar Gobierno, con la mancha de haber permitido que el precio de la electricidad se haya disparado un 16,2% en los últimos cuatro años. Así lo afirma un estudio de la organización de consumidores Facua, que estima que este subidón en el recibo supone "nada menos que 500 euros" acumulados por hogar en esos cuatro años. Según Facua, sólo en 2015, el precio de la luz fue un 5,3% más caro que en 2014.

Industria "niega que la luz haya subido 500 euros anuales en el conjunto de la legislatura", pero admite que en 2015 ha subido el recibo por la falta de agua y viento

El escenario dibujado por esta organización de consumidores ha puesto de los nervios al ministro de Industria y Energía, José Manuel Soria, y a todo su equipo, que a marchas forzadas lanzó una nota oficial desmintiendo la mayor. El comunicado, hecho público en la tarde del lunes, no tiene desperdicio. Industria "desmiente" a Facua y "niega que la luz haya subido 500 euros anuales en el conjunto de la legislatura", pero a la vez admite que el recibo sí se ha encarecido por culpa de "las condiciones climatológicas (25% menos de producción hidráulica y 6% menos de producción eólica)", lo que ha provocado "un impacto negativo en la factura de los consumidores".

Curiosamente, Industria no argumenta el desmentido con datos propios que demuestren que la luz no subió ni facilita el dato concreto sobre la evolución de la factura eléctrica en los últimos cuatro años. Pero no sólo el clima sirve de excusa para justificar que el recibo haya subido. Soria, tirando del manual del PP de culpar de los problemas a la herencia recibida de Zapatero, recuerda que "la reforma eléctrica llevada a cabo por el Gobierno ha detenido la escalada desorbitada de los precios de las dos anteriores legislaturas", afirma el comunicado.

El Gobierno presume de haber bajado el recibo un 2,8% este mes de enero, pero se niega a aportar sus cálculos para demostrar que la luz no subió en 2015 como dice Facua

Tras el ‘y tú más’ dedicado a Zapatero, Industria afirma que "la parte regulada del recibo eléctrico, que sí depende del Gobierno, no sólo se ha congelado en los últimos dos años, sino que incluso se ha reducido a lo largo del último año". Además, según los cálculos del Ministerio, la factura de un consumidor medio –potencia contratada de 3,3 kW y 3.000 kWh de consumo anual) bajó un 3,1% en 2013 y un 5% en 2014. Sin embargo, Industria 'esconde' el dato correspondiente para 2015, ejercicio en el que, según Facua, la luz subió un 5,3%.

El Departamento que dirige, en funciones, el ministro canario se salta 2015, pero sí presume de la bajada aplicada este mes de enero: "una vez equilibrados los ingresos y costes del sistema eléctrico, el Gobierno ha vuelto a reducir desde el 1 de enero de 2016 la parte regulada del recibo eléctrico (…), lo que supondrá una bajada media anual del 2,8% en el recibo de la luz para los consumidores domésticos con respecto a enero de 2015". Pero Facua recuerda que en 2015, la factura mensual del usuario medio ha pasado de los 72,84 euros de 2014 a los 76,67 euros de 2015, con un incremento de 3,8 euros al mes y de 45,96 euros en el conjunto de todo el año.