Hace dos días el director general de Globalia, Pedro Serrahíma, abandonaba el cargo por "diferencias con la forma de dirigir la empresa". Las aguas siguen turbias en la compañía que hace más de medio siglo fundó el salmantino Juan José Hidalgo.

Antonio Hidalgo, hijo de un hermano de Juan José Hidalgo y con un 10% de las acciones en la compañía, ha visto como Cristina Hidalgo, hija del fundador, le sustituye en el cargo como director de Compras, puesto que ocupaba desde 2012. Antonio será relegado a director de Uniformidad, puesto de mucha menos responsabilidad. 

Fuentes de Globalia aseguran que tanto Javier Hidalgo, director general de la empresa, como Cristina Hidalgo, responsable hasta ahora del área de Marketing "quieren dejar claro quién manda en la compañía. Por eso están asfixiando tanto a Antonio. Pero pese a las presiones, Antonio no va a dejar la empresa. ¿Renunciaría alguien a un 10% de una compañía que vale millones de euros? Además, tiene muy buena imagen entre los empleados de la compañía, es un tipo muy cercano".

Antonio Hidalgo no ha recibido comunicación presencial alguna del nuevo nombramiento para su puesto. Todo se ha limitado a un comunicado interno que ha sido remitido a prácticamente todos los empleados de la empresa.

Reuniones del consejo a gritos

Otras fuentes de la compañía aseguran que las reuniones del consejo de administración están plagadas de gritos y acusaciones. "Por un lado están Javier, Cristina y Javier Blanco, marido de Cristina, ex torero y al mando de la cadena de hoteles de Globalia, Be Live. Por el otro Antonio Hidalgo. Cada reunión es un suplicio, no hay una en la que no acaben discutiendo a gritos. Quien se mantiene al margen es la otra hija de Juan José, María José, que prefiere no entrar en esas luchas intestinas".

Algunos trabajadores de la compañía ven esta acción como un nuevo bandazo de la dirección de Globalia. "Hace un par de días Serrahima dejaba la empresa. Una pena, porque era muy bien visto por muchos colectivos de la empresa, como por ejemplo uno tan importante como el de los pilotos. Ahora van a por Antonio. Los trabajadores no estamos nerviosos, la verdad, pero todo esto nos resulta extraño".

El accionariado de Globalia

Todo el poder de la compañía está en manos de Juan José Hidalgo, fundador del Grupo Globalia, en la actualidad presidente y que ha delegado toda la gestión de la compañía en su hijo Javier. Juan José tiene un 51% de la empresa.

Otro 27% está en manos de la banca. Sabadell y del Santander se reparten en torno a un 10%, cada uno, del total de las participaciones del grupo. Unicaja posee aproximadamente un 7%. Juan Antonio Hidalgo, hermano del fundador, un 9,1%. Cristina Hidalgo, María José Hidalgo, Eloína Gutiérrez y el ex ministro Abel Matutes, en torno a un 5% cada uno de ellos.

Newsletter