Cada cierto periodo de tiempo, los coches tienen que superar una prueba de fuego: la ITV. Algunos vehículos logran superar el trance, mientras que otros tienen que pasar por el taller antes de recibir el aprobado para seguir circulando. La empresa alemana Dekra, dedicada a la realización de ITVs, ha llevado a cabo un estudio a partir de todos los coches que pasan por sus instalaciones según el cual se reflejan cuáles son los vehículos que más problemas tienen a la hora de pasar la inspección.

Según recoge el diario El Correo, el desgaste de los frenos, los problemas en rótulas y cojinetes de dirección son algunas de las averías más habituales, si bien la lista es larga. La lista quedaría de la siguiente forma:

Microurbanos

  • Fiat Panda (2003-2012): Las fugas en la caja de cambios, las pérdidas de aceite en el motor y los problemas en la suspensión, en la estabilización, en el sistema de escape lo sitúan como el más 'accidentado' en esta categoría.

Urbanos

  • Peugeot 206 (1999-2013): Los frenos y las rótulas del eje delantero se desajustan y se deterioran rápidamente, mientras que las fugas de aceite son habituales en motor y caja de cambios.

Compactos

  • Volkswagen New Beetle (1998-2011): Este vehículo cuenta con un 8,5% de averías graves, entre las que destacan sus fallos en las rotulas, brazos de suspensión y cojinetes del tren delantero.

Berlinas

  • Peugeot 407 (2004-2013): Sumado al desgaste de frenos y rótulas de dirección, la berlina francesa presenta fallos electrónicos que repercuten en diferentes funcionalidades del coche: luces, funcionamiento del motor, etc.

Monovolumen compacto

  • Citroën Xsara Picasso (2003-2012): El monovolumen francés presenta vibraciones al frenar y problemas en la centralita del motor. Por otro lado, es posible encontrar pérdidas de líquido de la dirección asistida.

KIA Carnival tiene el porcentaje más alto de averías de importancia: 31%. Los frenos, además de degradarse, pueden perder potencia

Monovolumen grande

  • KIA Carnival (2008-2012): De todos los modelos analizados, KIA Carnival tiene el porcentaje más alto de averías de importancia: 31%. Los frenos, además de degradarse, pueden perder potencia.

Coupé/abrio

  • Mercedes CLK (2002-2009): Este deportivo se cuela en esta lista con un 4,2% de averías graves, entre las que destacan los problemas en los cojinetes y las rótulas de la suspensión.

Todoterrenos

  • Suzuki Jimny (1997-2013): Con un 8,6% de averías severas, el japonés tiene problemas de desgaste en los frenos debido a la rápida corrosión de sus pinzas y discos. Sus faros tienen que ser regulados de manera periódica y puede que provoque mayores emisiones contaminantes, debido a fallos en el funcionamiento de la centralita.