Las nuevas reglas que prohíben el llamado geobloqueo han sido aprobadas por 557 votos a favor, 89 en contra y 33 abstenciones.

Se trata de un paquete de medidas destinadas a impedir el bloqueo geográfico injustificado y otras formas de discriminación por razón de la nacionalidad, del lugar de residencia o del lugar de establecimiento de los clientes en el mercado interior. De esta forma, se modifican los reglamentos CE n.º 2006/2004 y (UE) 2017/2394 y la Directiva 2009/22/CE.

La anulación del bloqueo geográfico de compradores que navegan por páginas web en otro país de la UE debe permitirles elegir el sitio o país en el que compran un bien o servicio -se da la situación de que en muchas ocasiones los precios son diferentes en cada país-, y no bloquear la compra por estar en uno u otro país.

Las nuevas normas serán aplicables nueve meses después del día de su publicación en el Diario Oficial de la UE, es decir, antes de finales de este año (2018). De igual forma, deberán ser aprobadas por los parlamentos de cada país de la UE.