La recuperación de la economía española, y también la mejora de la economía portuguesa, está impulsando la inversión de empresas españolas en el país vecino como no ocurría desde hace años. Entre enero y agosto de este año, compañías españolas han destinado más de 1.000 millones de euros a la adquisición de empresas portuguesas, superando la inversión que en el país vecino han efectuado grupos estadounidenses, británicos, o sociedades de Luxemburgo.

De acuerdo a información facilitada a este diario por la plataforma de datos TTR, que monitoriza información financiera y de fusiones y adquisiciones en mercados de habla hispana y portuguesa, la inversión en lo que va de año de empresas españolas en Portugal ha sido de 1.253,8 millones de euros, en 25 operaciones.

El pasado año, en el primer semestre, fueron firmas de Luxemburgo las que más invirtieron en el país. En 2015, empresas de Luxemburgo fueron también las que más dinero destinaron a la adquisición de empresas portuguesas, seguidas de británicas, francesas, y españolas; un año antes compañías francesas, estadounidenses o alemanas invirtieron más que las españolas.

La mayor compra de una compañía española en Portugal en lo que va de año la ha efectuado el grupo Vidrala

Entre enero y agosto de este año, después de compañías españolas, han sido sociedades luxemburguesas las que más dinero han invertido en la compra de empresas portuguesas (1.120 millones, 3 operaciones); seguidas de estadounidenses (1.106 millones, 11 operaciones); británicas (561 millones, 13 operaciones); y chinas (242 millones, dos operaciones).

La mayor operación anunciada en lo que va de año por una compañía española en Portugal ha sido la compra de Santos Barosa Vidros por parte del grupo Vidrala, por 278,5 millones de euros. La participada de ACS, Saeta Yield, ha realizado la segunda mayor adquisición, la de Lesteenergia, por 122,5 millones. Artá Capital, sociedad de capital riesgo del grupo March, llevó a cabo otra de las mayores inversiones, la compra de la petrolera Gascan Portugal, por 74 millones. 

Operaciones en transporte y logística

El informe de TTR destaca otras operaciones en los sectores de transporte y logística; inmobiliario; y construcción. Entre ellas, inversiones del grupo Globalvia -antes controlada por FCC y Bankia- en autopistas del país; la compra de un edificio de oficinas por parte de la inmobiliaria Merlin en Lisboa, o la adquisición de un centro comercial en Faro efectuada por la socimi Ores y de un supermercado por la misma empresa en Lisboa.

El estudio incluye también la compra de la empresa de automoción gallega Maviva, con presencia en Portugal, por parte de Ferrovial Servicios, o la inversión de Sidecu en un centro deportivo en Lisboa. Entre las inversiones destacadas TTR incluye la compra de un terreno por parte de Mercadona en el país para levantar un supermercado, aunque sin poder aportar la inversión destinada. El informe no incluye la compra del banco portugués BPI por parte de Caixa, ya que fue una operación anunciada el pasado año.