Tras dos años de intentonas fallidas, en las que la compañía ha contactado con multitud de operadores y se ha encontrado con sucesivas negativas, Supermercados DIA venderá en los próximos días su negocio chino, que le está suponiendo pérdidas millonarias en los últimos años. A preguntas de 'Vozpópuli', el consejero delegado Ricardo Currás ha asegurado que "tenemos una negociación más avanzada con más cosas que decir en los próximos días. Esta negociación avanzada es con un operador que nos va a permitir salir del negocio en China", ha confirmado el primer ejecutivo de la compañía.

Si en 2014 DIA cerró más de 100 establecimientos en Pekín, en estos últimos dos años ha intentado de forma infructuosa vender Shanghai DIA Retail DIO, la compañía para la megaciudad costera que ha sufrido en 2017 un deterioro de 38,9 millones de euros tal y como reconoce la compañía en su informe financiero publicado en la CNMV. Las pérdidas de 2017 doblan las también cuantiosas de 2016, donde perdió 20 millones de euros. El deterioro de las participaciones en China ha sido traspasado a activos no corrientes mantenidos para la venta.

La compañía aún da empleo a 815 personas en el gigante asiático.

La aventura china está saliendo más costosa de lo esperado para los supermercados madrileños, que se han encontrado en el país asiático con una cultura totalmente distinta, una administración difícil de manejar y unos consumidores que han realizado unos de los cambios más rápidos hacia la compra online. Por ello, han contactado durante los últimos meses con un número abultado de compañías para traspasar sus activos, sin obtener el resultado esperado. Por las palabras de los directivos de DIA, las condiciones exigidas han incluido un partenariado con agentes chinos en su entrada en España.