Consum y Aldi son, junto a Lidl, las tres tiendas de alimentación que más han crecido durante 2016. Una cooperativa y dos filiales de gigantes alemanes, pero pequeños en España, son los que más clientes nuevos están ganando en un mercado de gran consumo español que se encuentra en retroceso debido a la cada vez menor población.

Todo ello, en un contexto en el que los consumidores cambian de lugar de compras con gran facilidad. Si en 2007 se aceptaban las subidas de precios de las cadenas de supermercados y simplemente se pagaba más por los productos, en 2016 esto ya no es así. Ahora, el consumidor compara, observa, y busca una opción más barata en muchas ocasiones. Por ello, las tiendas subieron un punto los precios en 2016 pero los consumidores acabamos pagando sólo medio punto de más.

Este nuevo consumidor que mira con mucha atención los precios tiene por tanto tendencia a acudir a establecimientos nuevos donde sus exigencias se vean satisfechas. Y en este trasvase hacia establecimientos competitivos en precios están saliendo grandes beneficiados. Según los datos de Kantar Wordpanel, en 2016 hubo tres grandes beneficiados: los que crecieron mucho partiendo de bases relativamente bajas. Lidl, que ya lleva unos años de tendencia, Aldi y Consum. Los dos alemanes no es que sean precisamente pequeños a nivel global, sino todo lo contrario, pero en España aún tienen un tamaño con mucho potencial de crecimiento.

La cooperativa valenciana ha conseguido una evolución muy positiva y "ha logrado crecer además viniendo de la misma tierra que Mercadona", ha asegurado César Valencoso, de Kantar. Esta cooperativa, que en 2015 facturaba 2.000 millones de euros y ganó 39 millones de euros, pertenecía al grupo Eroski hasta 2004 pero salió del barco unos años antes de que este empezara a hacer aguas. Ahora, los años de gestión en la crisis le han dado la razón en ese aspecto. Los valencianos se han disparado hasta tener un 2% del mercado. Eroski ha tenido que vender tiendas a DIA, entre otros proyectos de desinversión, para sobrevivir.

En este gráfico interactivo pueden verse las cuotas de mercado así como su evolución en los últimos 12 meses:

Consum: aún mucho por crecer

Una de las características de la cooperativa valenciana es que ha conseguido este 2,3% de cuota de mercado estando presente tan sólo en territorios próximos al Mediterráneo. Si bien a finales de 2015 hubo informaciones que hablaban del 'asalto a Madrid' que iba a comenzar la cooperativa, la realidad es que por el momento tiene 661 tiendas en el este del país: Valencia, Cataluña, Murcia, Castilla-La Mancha, Aragón y Andalucía. Tiene más de 2,6 millones de socios-clientes y 12.433 trabajadores y recientemente subió un 1,6% el sueldo a 7.200 empleados.

Por su parte, en Aldi tienen una distribución mucho más amplia en todo el territorio español. Con algo más de 250 tiendas, prácticamente sólo le queda la zona de Galicia y Asturias dentro de la España peninsular. La empresa presiona hacia abajo de los precios, lo que le ha causado problemas recientes con asociaciones de agricultores que han acusado a la compañía germana de vender por debajo de coste unas fresas de Huelva, lo cual incumple la ley de comercio minorista.