La firma automovilística Lamborghini ha donado una unidad de su modelo Huracán LP 610-4, con 610 caballos de potencia máxima, a la Policía italiana, que reemplazará los Gallardo que utiliza el cuerpo de Policía italiano desde 2004 y 2008, según informó la empresa en un comunicado.

Lamborghini explicó que el nuevo Huracán incorpora una motorización de gasolina V10 de 5.2 litros de cilindrada, que desarrolla una potencia de 610 caballos y que es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 325 kilómetros por hora.

La compañía del toro explicó que esta unidad del Huracán de la Policía iniciará su servicio a finales del presente ejercicio, con el objetivo de mantener la seguridad en las carreteras italianas en labores de prevención de accidentes y de delitos.

El presidente de Lamborghini, Stephan Winkelmann, aseguró que la empresa mantiene una sólida relación con el cuerpo de Policía.

"El nuevo Lamborghini Huracán marca la excelencia de los coches italianos deportivos y estamos orgullosos de entregarlo a la Policía estatal de Italia para llevar a cabo las labores especiales que estos coches pueden realizar", añadió.