Abengoa perdió 3.689 millones de euros en el primer semestre, frente al beneficio de 72 millones en el mismo periodo del año anterior, afectada por el deterioro de activos y la ralentización del negocio como consecuencia del proceso de reestructuración.

Abengoa se encuentra en preconcurso de acreedores desde noviembre del pasado año, lo que ha supuesto fuertes restricciones de liquidez que han hundido un 63 % la cifra de negocios semestral, hasta los 1.215 millones, ha informado hoy el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).