Siete de cada diez empresas en España planea optar a los fondos europeos de recuperación, según el informe Global Business Pulse de la consultora Grant Thornton, que justifica este elevado porcentaje con que las compañías desconocen la naturaleza de estos fondos y sobre todo el hecho de que requerirán cofinanciación.

"Las empresas que pidan estas ayudas tendrán que poner al menos un 30% de fondos propios. Cuando estás asfixiado, no quieres apretarte más el cinturón para hacer una inversión a futuro. Hay falta de información, la gente no es consciente de que tendrá que poner una parte de los recursos", destaca a Vozpópuli Pablo Merello, socio de auditoría de Sector Público de la firma.

El experto explica así que una cantidad tan grande de las compañías españolas se muestre proclive a acceder a los fondos europeos ahora, cuando los fondos que se han puesto a disposición de las empresas por parte de Europa en el pasado y hasta la fecha nunca se han ejecutado del todo porque las compañías no los solicitan.

Además, según este mismo estudio al que ha tenido acceso este medio, más del 60% de las empresas admite que no conoce cómo se podrán solicitar las ayudas o acceder a los fondos con proyectos de inversión, algo que el Ejecutivo no ha detallado todavía.

Los fondos no son nada nuevo

Merello destaca que mientras que ahora habrá 750.000 millones de euros a disposición de los países de la UE, con el marco financiero plurianual 2014-2020 ha habido más de un billón de euros a disposición de los estados que, en el caso de España, "han sido ejecutados en un 40%".

España tiene tres años más, hasta 2023, para ejecutar estos fondos al 100% al tiempo que puede disponer de los activados con el nuevo marco financiero plurianual 2021-2027 de 1,8 billones, en los que se enmarca el dinero de los fondos europeos del Next Generation.

España lleva recibiendo fondos europeos desde siempre y nunca le hemos dado tanto bombo"

"Hay mucho dinero encima de la mesa, si actualmente estamos ejecutando un 40% de las ayudas, ahora que se junta el final de un marco financiero con el principio de otro y con el Next Generation, a ver qué hacemos. Si las ayudas no se ejecutan, es porque las empresas no las solicitan o porque una vez concedidas no las ejecutan porque tienen que poner recursos propios", señala.

No entienden los objetivos del plan

El experto reconoce, además, que las compañías con las que tiene contacto no son conscientes de que los proyectos que se van a financiar con cargo a los fondos de la UE tienen que contribuir al crecimiento del PIB y a que mejore la economía.

"Hay empresarios que vienen a preguntar si pueden utilizar el dinero para cambiarse de oficina. Eso no es un proyecto generador de empleo, la gente tiene que pensar que para acceder a los fondos necesita un proyecto o una idea y que no se la van a financiar íntegramente", apunta.

Para las que sí tengan un proyecto que pueda optar a financiación, Merello recomienda que estudien sus necesidades estratégicas, planifiquen el proyecto y su ejecución para que sea desarrollado cumpliendo toda la normativa, de manera que en la fase posterior de verificación no se produzca ninguna incidencia.

El directivo de Grant Thornton no solo lamenta que no se ejecuten los fondos en su totalidad, sino también crítica el mal uso que se le ha dado tradicionalmente a esos fondos procedentes de Europa.

"España puede ser el sitio de vacaciones del mundo, pero no nos quedemos en playa y gastronomía. Somos mucho más que eso (…) con toda esa cantidad de fondos, ¿no podríamos industrializar España? El dinero que nos han dado para inversión hasta ahora lo hemos destinado a hacer autopistas… Ni hemos gastado el dinero, ni lo que hemos gastado lo hemos gastado bien", comenta.

Nuevo canal de debate

Debido a los trabajos de mejora que estamos desarrollando en Vozpópuli, suspendemos temporalmente la sección de comentarios. En los próximos días pondremos a disposición de nuestros lectores un nuevo canal de debate en el que podrán seguir trasladándonos como hasta ahora sus ideas y opiniones.