El aplazamiento de los colegios hasta septiembre obliga a muchos padres a continuar trabajando desde casa mientras cuidan a sus hijos, lo que repercute negativamente en su productividad. Ante esta situación, muchas empresas han optado por incrementar sus gastos y destinar parte de su presupuesto a asumir el coste de contratar un canguro para estos trabajadores. 

De esta forma, garantizan que sus empleados vuelven a trabajar a pleno rendimiento, sin tener que ocuparse de sus hijos al tiempo que intentan mantener el ritmo de trabajo, una tarea bastante complicada que se ha extendido con el confinamiento decretado para frenar el coronavirus.

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, prometió antes incluso de que se declarara el estado de alarma que el Estado daría una ayuda directa a los padres que tuvieran que quedarse en casa cuidando a sus hijos, pero esta iniciativa nunca llegó a ver a luz, lo que ha llevado a las empresas a tomar la iniciativa.

Esta nueva tendencia por parte de las empresas ya se nota en algunas compañías que ponen en contacto a canguros con potenciales clientes, como la plataforma internacional Sitly, que opera en doce países, y ha estado ofreciendo servicio de niñeras virtuales durante el confinamiento.

Teletrabajar a jornada completa, con niños en casa sin colegio, no es viable para la mayoría de familias"

La firma cuenta con 370.000 cuidadores infantiles y ha detectado un repunte de demanda en las últimas semanas.

"Desde que comenzó el desconfinamiento en España, se ha vuelto a disparar la demanda de niñeras a domicilio. Desde el 11 de mayo (con desconfinamiento progresivo en varias regiones en España), la demanda de niñeras a domicilio por parte de las familias españolas, se ha incrementado en un 95,04%", explican fuentes de la compañía a Vozpópuli.

No hay otra alternativa

El hecho de que no haya colegio hasta septiembre, que dejar a los niños con los abuelos no sea una opción segura por ser población de riesgo, y que no haya información sobre qué ocurrirá con los campamentos de verano para niños este verano, ha aumentado aún más la incertidumbre y la demanda de este tipo de servicios.

"Teletrabajar a jornada completa, con niños en casa sin colegio, no es viable para la mayoría de familias", apuntan, por lo que algunas compañías han pedido sus servicios. "Diversas compañías han contactado con nosotros demandando nuestros servicios".

"Más de un centenar de empresas nos han contactado hasta ahora (...) Corporaciones bancarias, compañías petroleras, de telecomunicaciones, grupos de comunicación, marcas de lujo con varias divisiones (ropa, complementos, cosméticos...), empresas del sector de la ingeniería y la construcción, de alimentación y bebidas, del sector de la automoción y grupos farmacéuticos, entre otros", detallan.

La compañía ofrece precios personalizados en función del número de trabajadores para el que la empresa contrate canguros. Algunas empresas optan por financiar un porcentaje del coste del canguro y no la cantidad integra, pero esto también ayuda a los padres con niños.