El turismo alarga su agonía hasta 2023. Pese al avance en la vacunación, los empresarios turísticos no confían en recuperar los niveles de facturación de 2019 el próximo año, pues los rebrotes y las tasas de contagio crecientes están frenando las reservas desde el exterior. Y si bien el turismo nacional ha cogido un fuerte impulso este año, no será suficiente para compensar la falta de visitantes extranjeros.

Según una reciente encuesta realizada por la patronal Exceltur, un 51,4% de los empresarios turísticos no prevé una recuperación plena hasta 2023 o posterior. Y en todo caso, el 90% no espera que llegue hasta el segundo semestre de 2022. Esto demuestra que aunque los ritmos de vacunación sean buenos, la desconfianza generada por la pandemia seguirá retrasando la plena movilidad como se conocía antes de la covid-19.

"Aunque hay un leve adelanto en el tiempo respecto a la última valoración realizada en abril, un porcentaje importante de los empresarios turísticos siguen proyectando la plena recuperación a partir de 2023, si bien sube el número de empresas que la anticipan al segundo semestre de 2022", comentan desde Exceltur. Dependerá, según apuntan, del subsector, del segmento (urbano o vacacional) y del perfil del cliente.

"La tendencia que apuntaba a una acelerada recuperación turística se ha visto truncada por la negativa repercusión internacional de los rebrotes"

En este sentido, las empresas más orientadas a la demanda doméstica y al segmento vacacional adelantan a la segunda mitad del año 2022 la recuperación de los niveles prepandemia. Sin embargo, la vuelta a la normalidad se mantiene en fechas posteriores a 2023 entre establecimientos y subsectores con más dependencia de los viajes de negocio y mercados emisores más lejanos.

Este verano, un 35% por debajo

Desde que finalizó el estado de alarma el 9 de mayo, la demanda comenzó a reactivarse "lentamente", fundamentalmente por parte de españoles. "La tendencia que apuntaba a una progresiva y acelerada recuperación turística en España a partir de junio se ha visto truncada por la negativa repercusión internacional de los recientes rebrotes y elevadas tasas de contagio", lamentan desde Exceltur, en representación de los empresarios turísticos.

Las comunidades autónomas más favorecidas han sido las del norte (impulsadas por el Camino de Santiago) y de interior; mientras que las regiones más dependientes de los turistas extranjeros siguen sufriendo "caídas intensas" en sus ventas respecto al tercer trimestre de 2019. Es el caso de Madrid (-75%), País Vasco (-73%), Canarias (-72%), Andalucía (-70%), Comunidad Valenciana (-70%), Baleares (-68%) y Cataluña (-65%).

De momento, este verano el turismo espera cerrarlo con una caída en la actividad turística respecto a 2019 del 35%, lo que se traducirá en unas pérdidas cercanas a los 20.000 millones de euros sólo entre julio y septiembre. Hasta el momento, ya se han perdido 150.000 millones en ingresos y en el conjunto de este año, la actividad turística sufrirá un desplome de 72.700 millones respecto a 2019.

SOS de los empresarios turísticos

En términos de empleo, el sector turístico cerró el mes de junio con 527.000 trabajadores afectados, bien por estar incluidos en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) o directamente por haber perdido su puesto de trabajo. Esto es casi un 25% menos de empleos que el año previo a la pandemia, según Zoreda.

La patronal apunta que la fuerte volatilidad de la situación impide prever cuántos de esos puestos de trabajo se recuperarán este verano y se mantendrán a final de año. Para asegurar la supervivencia del sector, la patronal exige que se alarguen los ERTEs para el turismo como mínimo hasta finales de 2021, aunque "lo ideal" sería que se mantuvieran hasta finales de 2022, teniendo en cuenta las previsiones del sector.

Exceltur denuncia que los 7.000 millones que el Gobierno prometió en marzo a pymes y autónomos todavía "no están llegando a las empresas"

De momento, la demanda de un mercado clave como el británico continúa moderada hasta que se levanten las restricciones el 19 de julio y las reservas de otros turistas extranjeros, como alemanes o franceses, se han ralentizado por culpa de la variante Delta. En este sentido, Exceltur pide al Ejecutivo más actuaciones en el ámbito diplomático para tranquilizar al turista que pretenda viajar a España.

Los empresarios turísticos también reclaman que se "agilice el reparto de las ayudas directas a fondo perdido y se amplíen los montantes", pues, denuncian, los 7.000 millones que el Gobierno prometió en marzo a pymes y autónomos todavía "no están llegando a las empresas". El fondo de 10.000 millones para el apoyo a la solvencia de grandes empresas que gestiona la SEPI también lleva meses paralizado tras el escándalo del rescate a la aerolínea Plus Ultra.

Finalmente, inciden en la importancia de "asegurar la optimización en la asignación de los fondos europeos, poniendo el foco en las iniciativas con mayor efecto transformador sobre el tejido turístico español"; así como facilitar y extender las condiciones de repago de los créditos ICO.