Starlink, empresa fundada por el emprendedor y multimillonario Elon Musk, ya cuenta con el visto bueno de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para ofrecer servicios de telecomunicaciones a través de satélites.

El pasado mes de diciembre, Starlink hizo llegar al órgano encargado de velar por la Competencia en los mercados su solicitud de inscripción en el registro en la modalidad de 'operador', tal y como ha podido saber Vozpópuli. La solicitud que ha sido aceptada.

La inscripción en este registro permite a la compañía fundada por el norteamericano Elon Musk comenzar a dar servicio en nuestro país, algo previsto que suceda a lo largo de 2021. Starlink necesita, eso sí, de frecuencias para hacerlo, algo que depende del Ministerio de Economía y Transformación Digital.

En concreto, el registro como operador de Starlink en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia habilita a la compañía integrada en SpaceX a "explotar una red pública de comunicaciones electrónicas que utiliza el dominio público radioeléctrico a través de frecuencias de uso privativo basada en satélites y prestar los servicios de suministro de conmutación de datos por paquetes o circuitos y proveedor de acceso a Internet a través de satélites".

Fundada por Elon Musk, Starlink tiene como principal objetivo la creación y desarrollo de una constelación de satélites que puedan dotar de cobertura a cualquier punto terrestre

"Con la aceptación de este registro por parte de la CNMC, Starlink puede empezar a ofrecer servicios en España, aunque necesitará, además, disponer de frecuencias para arrancar", explican fuentes del sector.

En la actualidad Starlink recoge peticiones de usuarios españoles interesados en reservar el servicio para cuando esté operativo. Lo hacen a través de la página web de la compañía. El coste mensual es de 99 euros, a los que hay que sumar 499 euros en concepto de hardware para disponer de conexión y 60 euros más por el envío del mismo. Elon Musk tiene previsto el lanzamiento mundial de las contrataciones a lo largo de este año.

La incorporación de un actor como Starlink agilizará el desarrollo de Internet en las zonas con poca cobertura, algo de mucho interés para el Gobierno, que obligará a los operadores que participen en la próxima subasta del 5G (presumiblemente Telefónica, Orange y Vodafone) a que dediquen parte de su músculo en llevar cobertura a zonas de difícil acceso.

Elon Musk

Starlink se enmarca dentro de SpaceX, corporación dedicada a la fabricación aeroespacial -en la actualidad experimenta con el lanzamiento de cohetes-, también fundada por Elon Musk.

Tiene como principal objetivo la creación y desarrollo de una constelación de satélites que pueda dotar de cobertura de alta velocidad y baja latencia a cualquier lugar del planeta. A pesar de que el precio mensual es muy alto si se compara con lo que los operadores tradicionales cobran por llevar Internet al hogar, la compañía asegura que su objetivo es centrarse en el bajo coste.

En 2017 consiguió una licencia para el lanzamiento de unos 12.000 satélites. Starlink también pretende hacer negocios con la industria militar, científica y de la exploración. En 2018 consiguió una nueva autorización para desplegar en el espacio 7.500 satélites.

Elon Musk se convirtió en el hombre más rico del mundo tras superar en enero de este año a Jeff Bezos, el fundador de Amazon. El patrimonio total del fundador de Tesla se situó entonces por encima de los 150.000 millones de euros. Pocos días después, Bezos recuperaba su trono.

Aunque Musk es conocido en gran medida por Tesla y SpaceX, fue el fundador de PayPal, la empresa de pagos online. Tras su creación se la vendió a eBay por 1.500 millones de dólares en el año 2002. Musk empleó esa cantidad en invertir en la citada Tesla y posteriormente en SpaceX.