La polémica boda en plena pandemia no es el único problema que tiene el Casino de Madrid. El Juzgado de Instrucción n° 39 de Madrid ha admitido a trámite una querella presentada por Miguel Ángel Hernando, candidato a la secretaría del conocido club social, para investigar las elecciones internas en las que fue reelegido por un estrecho margen de votos el actual secretario general, el abogado César Campuzano. La querella va dirigida contra Campuzano y José Luis de la Calle, vocal de la Junta Directiva.

En concreto, según explican las fuentes consultadas por Vozpópuli, la diferencia entre Campuzano y el Hernando fue de 29 votos. Los críticos con el resultado apuntan a que no se respetaron los estatutos del histórico club social, fundado en 1836, porque se permitió el registro de la candidatura de Campuzano fuera de plazo usando documentación falsa.

Además del cargo de secretario general, en las elecciones celebradas el pasado 15 de diciembre también se votó la elección de cuatro vocales de la Junta Directiva (1º, 3º, 5º y 7º) que preside Rafael Orbe Corsini, quien accedió al cargo hace menos de dos años tras la dimisión de Javier Torrico. El club cuenta con alrededor de 1.800 socios y en las elecciones votaron un total de 665, de los cuales 347 votaron a Campuzano y 318 a Hernando.

En la querella, consultada por este diario y fechada el 5 de enero, Hernando señala que la actual dirección puso todo tipo de trabas a su candidatura para acceder a documentación, listados de socios y avales. También señala que se manipularon documentos oficiales, dado que la candidatura de Campuzano fue registrada fuera de plazo y se alteró el Libro de Registros del casino para que figurase lo contrario, siempre según la versión recogida en la querella, que denuncia que hubo presiones al bedel del casino para que alterase el citado libro. El escrito apunta a que el plazo límite para formalizar las candidaturas era el 23 de noviembre de las 19:00h.

Cruce de acusaciones

El pasado jueves, Campuzano y De la Calle presentaron un escrito, al que también ha accedido este diario, en el que rechazan cualquier irregularidad, niegan cualquier tipo de entorpecimiento a la otra candidatura y piden el sobreseimiento de la causa. Apuntan a que no existe ningún libro de registros más allá de un cuaderno donde el personal administrativo hace anotaciones y explican que presentaron toda la documentación pertinente ante la secretaría del casino sobre las 14.30h del citado día.

Fuentes próximas a Campuzano señalan a este diario que se trata "de una querella absolutamente injustificada e infundada" y recalcan que "no hay ni un solo indicio de delito". Las mismas fuentes añaden que Campuzano se reserva la posibilidad de iniciar acciones legales contra el querellante "por la presunta comisión de un delito de acusación y denuncia falsa así como un delito de calumnias con publicidad".

Este diario se ha puesto también en contacto con Hernando, que ha declinado hacer comentarios al estar el procedimiento judicial en curso. "Como socio del Casino estoy obligado, y así lo asumo, a ser leal y discreto", señala a este diario.

Tras la publicación de esta noticia, Hernando se ha puesto en contacto con este diario para manifestar que "no es en absoluto cierto que yo haya acusado falsamente, (en su día se pronunciaran los tribunales al respecto), ni que yo haya calumniado con publicidad, sino todo lo contrario, pues no he publicitado nada". Asegura que no tiene "temor alguno" a las acciones que se puedan emprender contra él por parte del "señor Campuzano", al que "siempre" ha respetado y respeta "en el ámbito personal".

Hernando también señala que "no es entendible ni cierto afirmar que el libro de registro de entrada de Correspondencia del Casino no tenga importancia y sea cosa de un administrativo. Por el contrario, es un libro relevante que lleva muchos años en uso, como se puede acreditar, y donde se registran todo tipo de documentos, incluidos los notariales, hasta el punto de que figura, por ejemplo, registrado el documento de dimisión del anterior Presidente del Casino, D. Javier Torrico".

Por último, explica que "todo el tema relacionado con las pasadas elecciones se ha llevado con seriedad, discreción y el mayor respeto por mi parte hacia una Institución a la que pertenezco y quiero por encima de personalismos".