La Comunidad de Madrid ha adjudicado a El Corte Inglés un contrato de emergencia para el mobiliario del hospital de emergencias Enfermera Isabel Zendal, inaugurado el pasado mes de diciembre. En concreto, fue a finales del mes septiembre cuando se dio luz verde a la licitación, dos meses antes de la apertura oficial del hospital.

Se trata de una licitación del Servicio Madrileño de Salud por 466.415 euros (IVA incluido) que, por ser de urgencia, no salió a concurso público. De esa cifra, el gasto total sin impuestos asciende a 385.467 euros. Así, aunque el contrato se firmó en septiembre, se publicó hace una semana en el Portal de Contratación Pública de la Comunidad de Madrid.

"Vista la memoria justificativa, emitida por la Dirección General de Infraestructuras Sanitarias, de fecha 23/10/2020 ante la situación actual en España, de infección por coronavirus, en cumplimiento de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Sanidad y la situación epidemiológica actual de la Comunidad, a fin de posibilitar una atención sanitaria adecuada a la población, se hace necesario acudir a la tramitación de emergencia prevista en el artículo 120 de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, para la adquisición centralizada de mobiliario", justifica el contrato del suministro, firmado por el viceconsejero de Asistencia Sanitaria.

El Corte Inglés cuenta, de hecho, con un área dedicada a mobiliario, material y equipamiento en su división de Empresas. A través de la misma, ofrece desde camas con sistemas de movilización hasta carros de medicación, pasando por lámparas de exploración o muebles como mesas o sillas.

Cataluña también recurrió a El Corte Inglés

De hecho, no es este el único contrato de mobiliario que se ha adjudicado de emergencia El Corte Inglés desde que comenzó la pandemia. No en vano, la Generalitat de Cataluña recurrió a los grandes almacenes que preside Marta Álvarez para amueblar las oficinas de sus rastreadores a mediados de diciembre.

En ese caso, con un presupuesto de unos 47.000 euros (IVA incluido), la Generalitat insistió en que propuso como adjudicataria a El Corte Inglés por ser "la única que está en disposición de ofrecer el mobiliario que se necesita, de acuerdo con todos los requerimientos técnicos y dentro de los plazos de entrega estipulados".

Una licitación de urgencia para el suministro e instalación de mobiliario de oficina para la adecuación de espacios de trabajo "con motivo de la incorporación de personal para el programa de salud pública para la realización de las encuestas de casos y la recogida de contactos con motivo de la emergencia sanitaria provocada por la covid-19".

Refuerzo de ventas

Con todo, se trata de un refuerzo importante para las ventas de El Corte Inglés que, fuertemente dañada por la pandemia, en estos momentos se encuentra negociando el primer ERE en la historia de la compañía, con el asesoramiento de Sagardoy Abogados.

Por el momento, El Corte Inglés ha propuesto que el ERE no afecte a los mayores de 50 años, así como tampoco a los empleados eventuales y con contratos de relevo, y aquellos que trabajan en días sueltos. En principio, la medida afectará a unos 3.300 empleados.

La compañía que dirige Víctor del Pozo insistió a los sindicatos que "no es un plan de rejuvenecimiento" de la plantilla, sino de reducción de la misma y reorganización de la empresa.