El Corte Inglés comienza ya a vender alarmas, fibra y móvil y energía en sus principales centros comerciales. Será el próximo lunes cuando la empresa que preside Marta Álvarez inaugure los primeros stands para vender estos productos bajo la marca Sweno, la que escogió como marca comercial para dar salida a los tres negocios.

Estos negocios incluyen la alianza con MásMóvil, centrada en el lanzamiento de su propio operador virtual de móvil y fibra; pero también la venta de electricidad, que se hará a través de Telecor, y de seguridad, con la nueva sociedad Sicor. En total, como adelantó Vozpópuli, la empresa destinará a este nuevo área hasta 300 empleados propios, para el que ha creado un sistema de incentivos concreto.

El personal de El Corte Inglés que pase a comercializar productos de Sweno lo hará bajo tres categorías diferentes: coordinador regional, vendedor (presencial y call center) y promotor. En este sentido, el coordinador regional se encargará de realizar el seguimiento de los objetivos, la gestión de incidencias o el cumplimiento de normas; el vendedor dará a conocer los servicios y ejecutará la venta; y el promotor se encargará del contacto y captación de clientes.

Así, El Corte Inglés ha pactado ya con la comisión sindical (formada por CCOO, UGT, Fasga y Fetico) los incentivos de venta que, según apuntan a este periódico fuentes conocedoras del acuerdo, serán de carácter mensual, uno para el personal de Sweno y otro, como incentivo especial, para todos los vendedores de El Corte Inglés que realicen una captación. Los tramos de incentivos serán proporcionales al porcentaje de jornada de cada trabajador.

A partir del lunes y, de forma progresiva, se implantará Sweno con dos tipos de stand en los centros
comerciales de El Corte Inglés. Los primeros estarán instalados en los principales centros de Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Málaga, confirman las mismas fuentes.

El Corte Inglés diversifica sus negocios

Los planes de El Corte Inglés pasan por incrementar de forma notable sus ventas de estos productos al tiempo que ve caer las de los centros comerciales. De hecho, el lanzamiento comercial de Sweno se produce en un momento en el que la empresa que dirige Marta Álvarez está diversificando con fuerza sus negocios para depender menos de las ventas tradicionales, muy dañadas por la crisis del coronavirus.

Con todo, la compañía de grandes almacenes continúa inmersa en el primer ERE de su historia, que afectará a 3.292 trabajadores. Según los datos finales de adhesión voluntaria aportados por los sindicatos, se han superado finalmente en un 31%, lo que supone un total de 4.312 peticiones sobre las 3.292 previstas.