El Corte Inglés ha constatado en los últimos meses que parte de los metros cuadrados de muchos de sus centros no le resultan rentables. Con edificios mastodónticos en un momento en el que las ventas están cayendo con fuerza, la compañía de grandes almacenes estudia varias opciones para los centros donde más dinero pierde, en el marco del plan de ajustes que está poniendo en marcha.

Una de las fórmulas es el cierre completo del centro; otra, la cesión de plantas para otras marcas o para ampliar la parte de Hipercor y Supermercado El Corte Inglés, siendo alimentación la única sección que ha visto incrementada su facturación este año.

Así, en lugar de bajar la persiana por completo, la empresa contempla la opción de dedicar parte de su espacio a fórmulas como las mencionadas que le permitan levantar la facturación por metro cuadrado y salvar determinados centros, según apuntan a Vozpópuli fuentes conocedoras de las opciones que está planteando la compañía.

De hecho, El Corte Inglés ya ha comenzado a poner a prueba estos cambios en uno de sus establecimientos. Se trata del centro de El Capricho, ubicado en Marbella (Málaga), que figura desde hace años en la lista de centros menos rentables para la empresa. Según ha podido saber este periódico, la compañía ha cedido una de las plantas para "explotación ajena", lo que ha conllevado el traslado de una veintena de empleados a otros centros, en este caso ubicados en Marbella y Málaga capital.

Así, las fuentes consultadas descartan que esta sea la única "cesión", y detallan que el estudio de la compañía pasa por valorar la ampliación de espacios de venta de alimentación (Hipercor, Supercor, Supermercados El Corte Inglés) en detrimento de las secciones menos rentables, que varían según los centros.

El Corte Inglés propone un ERE: hasta 3.500 afectados

Con todo, la propuesta es una de las que se está estudiando en el marco del plan de ajustes que ha puesto en marcha la compañía para tratar de levantarse tras el golpe sufrido durante la pandemia. Se trata, así, de una de las medidas que se contemplan para el porvenir de los centros con los que más dinero pierde El Corte Inglés.

Junto a este estudio, la empresa propondrá este sábado a los sindicatos la salida de hasta 3.500 personas en el marco del primer ERE aprobado por la compañía, como adelantó Vozpópuli, después de haber mantenido este viernes una reunión con sus directores regionales para informarles del "plan de reorganización".

Un plan de ajuste que El Corte Inglés va a poner en marcha al cierre del ejercicio, que concluye esta semana, y que no pudo levantar el ejercicio durante la campaña navideña, pese a que confiaba en que el largo periodo de descuentos iniciado con el Black Friday, que se ha extendido hasta las rebajas, podría salvar las ventas.

ERTEs por toda España

Con las restricciones sobre el sector en marcha, la compañía descartó contratar personal en el periodo navideño por primera vez en su historia, un dato que aventuraba el desarrollo de la facturación en este periodo. Además, durante estos meses ha mantenido diferentes ERTEs aprobados conforme a las limitaciones al comercio que ponían en marcha las distintas administraciones. De hecho, hoy continúan aprobados expedientes temporales de este tipo en Mallorca, Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, A Coruña, Avilés (Asturias), Castilla y León, Santander y Andalucía; de ellos, la mayoría son de suspensión o reducción de jornada para hostelería.

Como telón de fondo, este miércoles se dará inicio de forma oficial a la negociación del convenio colectivo de Anged, la patronal de El Corte Inglés o Ikea, que, entre otras cosas, ha propuesto que sea obligatorio trabajar 23 domingos o festivos al año en todas las comunidades españolas.