El Corte Inglés vuelve a fichar en las filas de Pérez-Llorca. José Ramón de Hoces, director jurídico de los grandes almacenes y abogado personal de la presidenta Marta Álvarez, acaba de ampliar equipo con la incorporación de una abogada de su antigua casa, María Luisa Muñoz Saldaña, según fuentes del mercado consultadas por Vozpópuli.

Hoces y Muñoz trabajaron juntos en el área de Derecho Público que el letrado capitaneaba hasta su salida del despacho, como adelantó este diario el pasado 24 de junio. En concreto, la abogada, según las mismas fuentes, es la mano derecha de Rafael Díaz Yeregui, que también se ha incorporado hace unas semanas como director jurídico. El abogado era hasta entonces socio del área de Público de la firma y también está considerado como una persona de la total confianza de Hoces.

Todos ellos coincidieron en el que es el bufete de confianza de las hermanas Álvarez que las ha asesorado durante la guerra con su primo Dimas Gimeno. No obstante, en este proceso no participaron ni Díaz Yeregui ni Muñoz Saldaña, quien en esta nueva etapa también volverá a depender orgánicamente de Díaz Yeregui.

Refuerzo del equipo jurídico

Hoces, abogado del Estado y número 2 de su promoción, la misma que la del alcalde José Luis Martínez-Almeida, se incorporó con exclusividad al grupo de distribución unos meses después de haber sido elegido secretario del consejo, un puesto compatible con su trabajo en el despacho y que contó con la bendición de la cúpula de los grandes almacenes. Su antecesor en la dirección jurídica, el fiscal en excedencia Juan Moral, pasó a presidir Sicor, su filial de servicios integrales.

Desde entonces, Hoces ha rediseñado el organigrama del equipo jurídico del gigante comercial. El citado Díaz Yeregui es el responsable de la dirección jurídica corporativa y de fusiones y adquisiciones; Carlos Alfonso Cuñat, un histórico de la casa, gestiona el día a día del negocio y Luis Santa-María Pérez, incorporado el pasado octubre, lidera todos los asuntos de gobierno corporativo. Santa-María, al igual que Hoces, también pertenece a la abogacía del Estado, un cuerpo de funcionarios habitualmente deseado por despachos de abogados y empresas.