El Corte Inglés encara ya la recta final del primer ERE de su historia. La compañía de grandes almacenes cerró este viernes el plazo para que aquellos empleados interesados en salir de la empresa se apuntaran de forma voluntaria al ERE. Unas adhesiones que, según los primeros datos que se manejan y a los que ha tenido acceso Vozpópuli, superan con creces el 100% de las salidas previstas.

En concreto, las últimas cifras que maneja El Corte Inglés apuntan a que las solicitudes se han cerrado al 119% por lo que, frente a las 3.292 salidas pactadas, se rozarán las 4.000 solicitudes. En concreto, en total son 3.918 solicitudes, 626 más de las previstas. No obstante, recalcan estas fuentes, existe un "déficit claro" de solicitudes en oficinas.

Un "déficit" que ya se venía contemplando en los últimos días cuando, con cerca de un 90% de solicitudes para la adhesión voluntaria, la compañía registraba 368 peticiones extra en el área comercial -las tiendas- frente a las 1.902 salidas previstas en este área. En el caso de los servicios centrales, por su parte, de las 512 salidas previstas la cifra de peticiones solo alcanzaba las 249.

Con todo, será este lunes cuando tenga lugar la reunión de la comisión de seguimiento (formada por la empresa y los sindicatos Fasga, Fetico, CCOO y UGT), en la que El Corte Inglés compartirá con la comisión sindical el número final de solicitudes recibidas, a que áreas pertenecen y dónde están ubicadas y, además, el protocolo que deberán seguir los empleados que vayan abandonando la empresa para su recolocación, con asesoramiento de LHH y ManPower.

La empresa tendrá un mes, hasta el 23 de mayo, para contestar a los empleados si han sido admitidos en el ERE. En concreto, en las próximas semanas El Corte Inglés tendrá que decidir no solo a quiénes deniega la petición, sino si se producen despidos forzosos y de qué forma. Asimismo, se abre la posibilidad de trasladar empleados de un centro a otro o cambiar sus funciones, algo que, en teoría, debería llevarse también a la negociación sindical. Las salidas de la empresa podrán producirse hasta finales de febrero de 2022.

El Corte Inglés, ante su primer ERE

El Corte Inglés cerró el 23 de marzo con los sindicatos la negociación del primer ERE de su historia, que afectará finalmente a 3.292 trabajadores. La indemnización será de 33 días, con un máximo de 24 mensualidades.

En la firma del acuerdo, se establecieron primas de salida para extinciones voluntarias, de un 5% del salario para empleados de cinco a diez años trabajados en la empresa; un 10% para los de 11 a 15 años; y un 20% del salario para los que hayan trabajado en El Corte Inglés más de dos décadas.

Uno de los puntos clave en la negociación del ERE fue pactar la voluntariedad del mismo que, según el documento final, sería universal. Es decir, cualquier trabajador de El Corte Inglés podría apuntarse a partir del 1 de abril. No obstante, si la voluntariedad no es suficiente, las salidas se reducirían en un 15%.