El Corte Inglés ha encargado a Deloitte el informe técnico de la compañía, que está presentando a los sindicatos en el marco de la aprobación del primer ERE de su historia. La empresa que preside Marta Álvarez ha recurrido a la que fuera su auditora de cuentas por más de veinte años para preparar el informe que refleja la situación de la compañía.

En concreto, el pasado viernes fueron los técnicos de Deloitte quienes presentaron con detalle la documentación a la mesa sindical que está negociando el ERE, formada por Fasga, Fetico, CCOO y UGT. En el encuentro, sobre la mesa se pusieron los números de la compañía. "Fue una presentación puramente técnica", confirman a Vozpópuli fuentes presentes en el encuentro, que señalan que aún no se ha entrado a debatir el grueso del ERE ni los temas más polémicos, relacionados con la afectación de los empleados, los departamentos de los que dependen, etc.

La presentación del informe de la situación de la compañía es un trámite habitual en las negociaciones de procesos de despidos masivos, con el objetivo de reflejar la situación real de la empresa a los representantes de los trabajadores y respaldar así la decisión del ERE.

Deloitte fue la firma encargada de auditar las cuentas de El Corte Inglés durante más de dos décadas hasta 2016, cuando fue sustituida por EY.

El Corte Inglés busca proteger a los mayores de 50

Así las cosas, será en las próximas reuniones entre la empresa y la mesa sindical cuando comiencen a atarse los flecos de los detalles relacionados de forma más directa con los trabajadores afectados, que de momento serían unos 3.300, según los últimos datos entregados por la compañía.

Hasta ahora, solo El Corte Inglés ha hecho pública su propuesta para el ERE, basada en que no afecte a los mayores de 50 años, así como tampoco a los empleados eventuales y con contratos de relevo, y aquellos que trabajan en días sueltos. La compañía que dirige Víctor del Pozo insistió a los sindicatos que "no es un plan de rejuvenecimiento" de la plantilla, sino de reducción de la misma y reorganización de la empresa.

Para negociar el ERE, El Corte Inglés fichó a Sagardoy Abogados, como confirmó Vozpópuli. La empresa de grandes almacenes ha solicitado los servicios del reputado despacho laboralista para sentarse con los sindicatos en el proceso de fijar los detalles del plan de ajuste de la plantilla.

La compañía que preside Marta Álvarez vuelve a recurrir así a uno de los despachos con los que más ha trabajado en los últimos años, sobre todo en los asuntos relevantes. Así, el bufete Sagardoy se hizo cargo de la defensa de El Corte Inglés en plena batalla accionarial con el expresidente de la compañía Dimas Gimeno.

Del mismo modo, Sagardoy Abogados también es el despacho que está asesorando a la empresa de grandes almacenes en los ERTE que ha puesto y está poniendo en marcha desde que comenzó la pandemia, encargándose de guiar a El Corte Inglés sobre la forma más conveniente de aplicar esta medida.